JUBILACIONES

Argentina: el lunes votan la reforma

El gobierno argentino acordó ayer viernes con los gobernadores que están apoyando la reforma jubilatoria retomar el debate en el Congreso el próximo lunes, luego del fracaso de la votación el jueves por los incidentes entre manifestantes y la policía.

Incidentes en el Congreso argentino. Foto: AFP
Incidentes en el Congreso argentino. Foto: AFP

Además, según anticiparon a La Nación fuentes oficiales, el gobierno de Mauricio Macri va a anunciar 4.000 millones de pesos (unos 22,8 millones dólares) de compensación en marzo, que alcanzará a unos 8 millones de beneficiarios.

Ayer se reunieron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el vicejefe de gabinete Mario Quintana, con los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). También se sumaron la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gabinete bonaerense Horacio Rodríguez Larreta.

El presidente Macri decidió permanecer en la residencia de Olivos junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, con quien siguió las gestiones. Macri le dará una segunda oportunidad al Congreso para que apruebe la reforma. Pero en caso de que nuevamente fracase, pondrá fin al debate con la firma de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), que ya tiene listo en su escritorio con la rúbrica de sus ministros.

El gobierno considera la reforma previsional clave para reducir en forma gradual el déficit fiscal. La iniciativa busca cambiar la fórmula que se utiliza desde 2009 para ajustar las jubilaciones y pensiones. Debido a la falsificación de los datos de inflación tras la intervención del Indec, el gobierno de Cristina Kirchner apeló a una fórmula de ajuste semestral que se basa en un 50% en la evolución de los salarios y en un 50% en la recaudación impositiva.

Macri propone un nuevo esquema de ajuste trimestral basado en un 70% en la evolución de la inflación y en un 30% en la suba de los salarios formales.

Según las proyecciones, con ambas fórmulas los haberes de los jubilados aumentarían más que la inflación el año próximo. Pero el alza sería mayor si se mantuviera el esquema actual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)