BUENOS AIRES

Argentina: Hernán Lacunza reemplazará a Nicolás Dujovne en el Ministerio de Hacienda

Asume Hernán Lacunza, de 49 años; actuaba en la Provincia de Buenos Aires

Hernán Lacunza. Foto: La Nación | GDA
Hernán Lacunza. Foto: La Nación | GDA

El desastre electoral que sufrió el presidente Mauricio Macri, el domingo pasado en las primarias, cuando fue superado por 15 puntos por la fórmula kirchnerista integrada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, que ha dejado al gobierno en un tembladeral, generó anoche otra fuerte repercusión al presentar renuncia el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y resultar elegido para reemplazarlo el economista Hernán Lacunza, de 49 años, quien hasta ahora era el encargado de la conducción económica en la Provincia de Buenos Aires.

En horas de la tarde de este sábado, Lacunza recibió en su celular una llamada del presidente Macri, mientras se encontraba de vacaciones con su familia en Neuquén y viajó de inmediato hacia Buenos Aires donde el mandatario le ofreció el cargo. Hasta la mañana de ayer, el funcionario que se desempeñó en la gobernación que encabeza María Eugenia Vidal, había hablado con parte del equipo de la gobernadora.

El nombre de Lacunza había sonado como una alternativa para asumir en Hacienda desde el jueves, cuando comenzaron a circular fuerte los rumores sobre cambios en el gabinete luego de que no se viera a Dujovne en los anuncios económicos que hizo el gobierno.

Lacunza, una de las caras visibles de la campaña de Vidal, fue el encargado de responderle públicamente al candidato a gobernador del kirchnerismo, Axel Kicillof.

Conoce de cerca al titular del Banco Central, Guido Sandleris, quien fue su secretario de Finanzas en el ministerio bonaerense.

Trayectoria. 

Lacunza, que nació en la ciudad de Buenos Aires en 1970, es casado y tiene dos hijos, siempre tuvo dos aspiraciones profesionales: ser ministro de Economía o presidente del Banco Central. A partir de ayer ya cumplió con una. Después de casi cuatro años a cargo de la cartera económica de la provincia de Buenos Aires, Lacunza tendrá la difícil tarea de asumir tras una semana en la cual la moneda se devaluó 21%, dos agencias le bajaron la calificación crediticia al país y la derrota en las elecciones primarias le quitaron al gobierno poder para fijar las expectativas y calmar a los mercados.

Estudió economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA) e hizo su posgrado en la Universidad Di Tella (UTDT). Su función en el sector público comenzó como director del Centro de Economía Internacional, un think tank de la Cancillería dedicado al diseño de la estrategia de inserción internacional y de promoción comercial de la Argentina, donde estuvo entre 2002 y principios de 2005.

Luego estuvo como gerente general y economista jefe del Banco Central entre 2005 y 2010, cuando Martín Redrado era presidente. De hecho, ambos economistas se conocían de la consultora Fundación Capital, de la cual Redrado es fundador, y eran parte del equipo económico de Sergio Massa. Son amigos y toman un café juntos cada 45 días.

Desde 2010, Lacunza se desempeñó como director de Empiria Consultores, hasta que en diciembre de 2013, Macri, como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, lo convocó para ocupar el puesto de gerente general en el Banco Ciudad. Con la victoria de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, en diciembre de 2015, Lacunza pasó a ser el ministro de Economía bonaerense. Bajo su administración, la provincia tuvo tres años consecutivos de superávit primario, la diferencia que sale de comparar ingresos y gastos corrientes. El año pasado, el balance cerró con un resultado positivo de $ 11.000 millones y para este año se espera un nuevo superávit. Gran parte se logró tras reducir la cantidad de empleados públicos, luego de no renovar contratos y ofrecer retiros voluntarios, y, como el resto de las provincias, luego de licuar gastos con la aceleración de la inflación.

Sin embargo, cuando se mide el resultado total de la provincia, que incluye el pago de los intereses de la deuda, hay un déficit de $ 22.500 millones. Para este año, se estima que el número en rojo ascienda a $ 40.000 millones.

El flamante ministro tendrá como responsabilidad continuar la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por lo pronto, Lacunza ya estuvo en contacto con Roberto Cardarelli, el encargado de auditar las cuentas públicas del gobierno, por sus funciones en la Provincia. La última vez que se vieron fue en una reunión en abril pasado.

En marzo de este año, en una entrevista con La Nación, el entonces ministro bonaerense dijo al respecto de las altas tasas de interés real: “Como ministro de Economía me gustaría tener una tasa que sea del 5%, pero lo importante es que el paciente no vuelva a terapia intensiva, que es la razón por la que la tasa llegó al 70%. Ahora no debemos pecar de ansiosos porque si se baja la tasa demasiado y nos pasamos, el dólar lo hace cantar”.

Lacunza es hincha de Racing, y considerado habilidoso para jugar al fútbol. 

Dujovne dimite en 5 párrafos

Reconoce errores cometidos

En un texto personal, cercano y lejos de formalismos, Nicolás Dujovne presentó ayer su renuncia al cargo de ministro de Hacienda al presidente Mauricio Macri y reconoció que cometieron errores, pero que hicieron todo lo posible para corregirlos. El texto, de cinco párrafos comienza con un “Querido Mauricio”.

“En el día de hoy he decidido presentar mi renuncia al cargo de Ministro de Hacienda de la Nación, que he ejercido desde enero de 2017. Lo hago convencido de que, en virtud de las circunstancias, la gestión que liderás necesita una renovación significativa en el área económica. Considero así mismo que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un Gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia”, explicó en el primer párrafo.

“Como bien sabés, puse todo de mí, tanto personal como profesionalmente, para contribuir a la construcción de una argentina distinta, moderna, integrada al mundo, plural y con los equilibrios macroeconómicos necesarios para un desarrollo sustentable. hemos tenido logros en la reducción del déficit y del gasto público, en la reducción de impuestos distorsivos en las provincias, en recuperar el federalismo. También sin duda, hemos cometido errores, que nunca dudamos en reconocer e hicimos todo lo posible por corregir”.

“Espero que nuestro querido país pueda finalmente torcer un rumbo de décadas de fracasos y alcanzar el objetivo del desarrollo económico y de eliminación de la pobreza”, escribió Dujovne.

En la reunión de gabinete del miércoles pasado, Dujovne recibió facturas internas, sobre todo por su defensa del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. “¡Para qué nos sirve el equilibrio fiscal en diciembre si no vamos a ganar!”, le reprochó uno de los presentes. (Fuente: La Nación-GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)