EL VIRUS EN LA REGIÓN

Argentina evalúa la cuarentena total por el coronavirus; otros dos muertos en Brasil

En Argentina se confirmaron ayer miércoles 19 nuevos casos elevando a 97 los infectados. En Brasil ascienden a tres los fallecimientos por coronavirus.

El nuevo coronavirus o Covid-19 es “un enemigo de la humanidad” pero al mismo tiempo “una ocasión para unir-  nos”, dijo ayer el director de la OMS. Foto: Reuters
El nuevo coronavirus o Covid-19 es “un enemigo de la humanidad” pero al mismo tiempo “una ocasión para unirnos”, dijo ayer el director de la OMS. Foto: Reuters

El avance del coronavirus en la región por ahora no tiene freno, pese a las medidas que están tomando los gobiernos del Mercosur. En Argentina, donde se confirmaron ayer miércoles 19 nuevos casos elevando a 97 los infectados (dos de ellos murieron), el gobierno de Alberto Fernández evalúa decretar la cuarentena total. El presidente lo definirá hoy jueves en una reunión con los gobernadores, informó anoche el diario La Nación.

“La decisión del Gobierno es tomar todas las medidas necesarias para que la curva de casos no crezca”, dijo ayer el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de una reunión con los jefes de los bloques parlamentarios del Congreso argentino.

“Acá no hay gobierno y oposición. No hay grieta. Los que llevamos la representación en el Congreso hemos dado nuestro respaldo y compromiso para habilitar las herramientas y toda la fuerza al Presidente para que se sienta más allá de las diferencias políticas y partidarias”, finalizó Massa.

En tanto, se confirmaron ayer miércoles dos nuevas muertes en el estado de San Pablo, por lo que ascienden a tres los fallecimientos por coronavirus en Brasil. Los pacientes tenían 65 y 80 años y estaban ingresados en un hospital de la capital paulista, donde también había sido internada la primera víctima que falleció a causa de la enfermedad en Brasil, un hombre de 62 años de edad.

En Brasil se investigan otras cuatro muertes que podrían haber sido causadas por el Covid-19.

Asimismo, un hospital de Río de Janeiro comunicó la noche del martes el fallecimiento de un hombre de 69 años que al parecer fue contagiado por su hijastro, aunque el fallecimiento no consta en el último boletín oficial del Ministerio de Salud, divulgado ayer.

Según el último informe de la cartera, Brasil registra 291 diagnósticos positivos para el Covid-19 y casi 9.000 casos sospechosos.

La situación en Europa.

El número de casos globales de Covid-19 se elevó ayer miércoles a 207.860 después de que se diagnosticaran unos 22.900 nuevos contagios las últimas 24 horas, el máximo desde el comienzo de la pandemia en diciembre, según los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de fallecidos asciende a 8.657, 1.129 más que en el día anterior, doblando la cifra de nuevas muertes diarias de la anterior jornada.

Solo un nuevo país (Montenegro) registró sus primeros casos de coronavirus en el día de hoy, por lo que el total de naciones y territorios afectados se sitúa en 166.

Fontana Di Trevi vacía por cuarentena debido al coronavirus. Foto: Reuters
Fontana Di Trevi vacía por cuarentena debido al coronavirus. Foto: Reuters

China se mantiene como el país con más casos (81.174), aunque ayer solo informó de un nuevo contagio por vía local, mientras que en segundo lugar se encuentra Italia (35.713 casos), seguida de Irán (17.361) y España (13.716). A continuación se sitúan Corea del Sur (8.413 casos), Alemania (8.198), Francia (7.652) y Estados Unidos (7.087).

El nuevo coronavirus o Covid-19 es “un enemigo de la humanidad” pero al mismo tiempo “una ocasión para unirnos”, dijo ayer el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Todos los países deben “detectar, aislar y seguir la pista” de esta enfermedad, que es mucho más contagiosa que una gripe. Ninguna región está a salvo, y continentes como África deben “despertar”, indicó.

Europa ya registra 4.112 muertos, frente a los 3.384 de Asia.

El Gobierno de Italia amenazó ayer miércoles con prohibir todos los ejercicios al aire libre. Italia fue el primer país occidental en imponer severas restricciones a los movimientos para contener la enfermedad. Pero una semana después de que se aplicaron las medidas, la enfermedad se sigue extendiendo y los hospitales del norte están al borde del colapso.

La cifra de muertos por coronavirus en Italia trepó en las últimas 24 horas en 475, a 2.978 personas, un incremento del 19%, el mayor avance en términos numéricos desde que empezaron a registrarse los contagios el mes pasado.

El número total de casos en Italia, el país europeo más golpeado por la pandemia, subió de 31.506 a 35.713, un alza de 13%, dijo la Agencia de Protección Civil.

Buques escuela.

El gobierno estadounidense desplegará buques hospital en la lucha contra el coronavirus, dijo ayer miércoles el presidente Donald Trump, que se definió como “un presidente en tiempos de guerra” e invocó una ley que data del conflicto de Corea en la década de 1950.

Mientras Estados Unidos y Canadá anunciaban el cierre de sus fronteras al tráfico no esencial, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que Trump iba a enviar al puerto de Nueva York “un hospital flotante” con 1.000 cuartos y quirófanos, el buque USNS Comfort.

La decisión llega en momentos en que las muertes por el coronavirus en el país llegan a 115, y los casos ascienden a 7.323, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins.

Wall Street sufrió fuertes pérdidas después de que el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, mencionara la posibilidad de que la tasa de desempleo suba a un 20%, mientras el presidente Trump intentaba calmar los temores.

Cuomo dijo que Trump enviaría “inmediatamente” el buque a Nueva York, el estado con más infectados por coronavirus, pero no se sabe cuándo llegará el barco militar de 270 metros de eslora.

“Esta es una medida extraordinaria. Es literalmente un hospital flotante, que aumentará la capacidad”, dijo Cuomo en conferencia de prensa.

El gobernador demócrata precisó que los cinco distritos de la ciudad de Nueva York tienen más de 1.330 casos.

Bolsonaro: gravedad sin histeria

El presidente Jair Bolsonaro reconoció ayer miércoles la “gravedad” de la crisis el coronavirus, pero pidió evitar la “histeria” y adoptar medidas de prevención básicas para frenar el avance del virus, que ya contagió a dos de sus ministros y al presidente del Senado. “Mi obligación es decir la verdad a la población brasileña, pero que la verdad no supere el límite del pánico”, afirmó Bolsonaro en una conferencia de prensa, usando una mascarilla de protección, al igual que sus ministros.

Bolsonaro en una conferencia de prensa, usando una mascarilla de protección. Foto: AFP
Bolsonaro en una conferencia de prensa, usando una mascarilla de protección. Foto: AFP

“La verdad es esa, (la pandemia) es una cuestión grave, pero no podemos entrar en el terreno de la histeria”, insistió Bolsonaro, después de haber dicho que el asunto estaba “sobredimensionado”. El domingo, Bolsonaro salió del Palacio de Planalto para saludar y dar la mano a varios simpatizantes que participaban en una jornada de apoyo al gobierno. El segundo test de coronavirus al que se sometió el presidente dio negativo.

Ecuador y Perú, toque de queda

En Perú, a partir de anoche se aplica el toque de queda a nivel nacional entre las 20.00 horas y las 05.00 horas del día siguiente, como parte de las medidas para combatir el brote de coronavirus, que este miércoles subió a 145 casos en el país. El presidente Martín Vizcarra anunció, además, que desde hoy jueves se prohibirá la circulación a nivel nacional de vehículos particulares. “Se aplica desde hoy la inmovilización social obligatoria desde las 8 de la noche hasta las 5 de la mañana”, anunció en el Palacio de Gobierno de Lima.

En tanto en Ecuador, ampliaron ayer miércoles el horario del toque de queda en la provincia costera de Guayas, donde se concentran la mayor parte de los 155 casos de Covid-19 en el país. En Ecuador el toque de queda rige desde la noche del martes entre las 21 y las 5; ahora en Guayas, donde se registran 119 casos, será desde las 16 horas.

Varios terremotos en plena crisis del coronavirus
Destrozos en Utah por un terremoto. Foto: AFP

Un terremoto de magnitud 5,7 sacudió al estado estadounidense de Utah ayer miércoles, sin dejar heridos pero sí daños materiales, incluido un icónico templo mormón. El sismo, el más fuerte desde 1992, se produce en medio del combate de la pandemia del nuevo coronavirus, que solo en ese estado ya registra más de 50 casos positivos. El aeropuerto de Salt Lake City tuvo que cerrar y los primeros reportes descartan muertos o heridos, pero sí de daños materiales en el centro de la ciudad y de decenas de miles sin servicio eléctrico. El templo de Salt Lake, uno de los edificios más grandes y famosos de la iglesia mormona, sufrió daños.

También se registró ayer un terremoto de magnitud 6,1 en las costas del norte del archipiélago de Vanuatu, en el Pacífico Sur. Vanuatu está situada cerca del llamado Anillo de Fuego del Pacífico y de los volcanes submarinos de la Cuenca de Lau, por lo que registra habitualmente sacudidas de origen sísmico.

Un seísmo de magnitud 5,6 en la escala de Richter se sintió en la madrugada del martes en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía, desde el centro-norte al centro-sur de Chile. Y un día antes en Ecuador un sismo de 5,13 grados se registró en la provincia de Esmeraldas, en la región costera del país, en la frontera con Colombia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados