CRUCE CON OPOSICIÓN

#GolpeDeEstadoK: el hashtag que se viralizó tras sesión de Diputados en Argentina

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, aseguró que había quórum necesario para realizar la sesión, tras lo cual se dirigió al recinto para dar inicio al debate en el pleno.

Sergio Massa no hizo público su apoyo a uno u otro candidato. Foto: Reuters

El oficialismo y la oposición política en Argentina se enfrentaron el martes en una fuerte discusión sobre la continuidad de las sesiones en el Parlamento bajo la modalidad virtual debido a la pandemia de COVID-19.

El fuerte contrapunto se produjo por la decisión del oficialismo de convocar a una sesión en el pleno de la Cámara de Diputados para discutir proyectos de ley vinculados a la pesca y el turismo.

La sesión iba a realizarse bajo modalidad mixta, es decir, con parte de los parlamentarios presentes en el recinto y otros, los considerados como personas con factores de riesgo en relación al coronavirus o aquellos con dificultades para viajar a Buenos Aires, participando del debate por vía remota.

Tanto la Cámara de Diputados como el Senado han sesionado bajo esta modalidad en los últimos meses debido a la emergencia sanitaria en Argentina, donde rigen medidas de aislamiento obligatorio desde el 20 de marzo.

Esta modalidad de sesiones en la Cámara Baja se ha realizado a partir de un protocolo cuya vigencia, según ha alegado el mayor bloque opositor, caducó el 4 de agosto.

El bloque del frente opositor Juntos por el Cambio planteó este martes que estaba dispuesto a apoyar una renovación del protocolo para las sesiones mixtas si el oficialismo aceptaba excluir asuntos "complejos", como la polémica reforma judicial que impulsa el Gobierno de Alberto Fernández, de los debates bajo modalidad virtual.

Ante la falta de consensos, Junto por el Cambio dijo que el protocolo no fue renovado y que, por lo tanto, la sesión convocada para hoy no era válida.
"Agotaremos todas las instancias, incluidas las judiciales, porque nos asiste la razón", dijo en rueda de prensa Mario Negri, jefe del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara Baja.

En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Sergio Massa, aseveró que, aún con la negativa de Juntos por el Cambio, tras ocho horas de discusiones se ha logrado el "consenso de la mayoría de los bloques para continuar con las sesiones mixtas".

"No podemos frenar el Congreso porque alguien dice que no quiere sesionar en forma remota en un momento de pandemia", dijo Massa en rueda de prensa.

Massa aseguró que había quórum necesario para realizar la sesión, tras lo cual se dirigió al recinto para dar inicio al debate en el pleno.

La sesión se inició entre silbidos y gritos, lo que llevó a que el diputado Gustavo Menna, de Juntos por el Cambio, pidiera la palabra para denunciar que la sesión era un "acto irregular" ya que no había quórum legal porque los 131 diputados contabilizados como presentes no estaban todos en el recinto.

Menna alegó que, sin una prórroga del protocolo excepcional aprobado en mayo, lo único vigente es el reglamento de la Cámara, que establece que debe haber al menos 129 diputados presentes en el recinto para habilitar un debate en el pleno.

"Esto tiene una trascendencia institucional gravísima para el país", aseveró.
En respuesta, la diputada oficialista Ceclia Moreau señaló que "es cierto que no tiene consenso" el acta para prorrogar el protocolo, pero subrayó que sí cuenta con la aprobación de una "amplia mayoría" ya que el único bloque que no lo firmó en la reunión de hoy de la comisión de Labor Parlamentaria fue Juntos por el Cambio. 

Las repercusiones 

La exdiputada nacional y referente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, disparó contra el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Lo calificó como "golpista" tras su actuación durante el tenso debate sin acuerdo entre el oficialismo y la oposición sobre la posibilidad de sesionar de manera presencial.

"Massa es un oportunista y un golpista, se merece una denuncia penal por Traición a la Patria, art.29 y 36 de la Constitución Nacional", expresó la referente opositora a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, donde adjuntó una foto del referente del Frente de Todos en la Cámara baja.

"Hay una gravedad institucional en la Cámara de Diputados", agregó Carrió en diálogo con el canal TN.

La exdiputada arremetió contra Massa y dijo: "Es un oportunista y lo dije siempre, lo ratifiqué antes de irme y ahora hace un golpe institucional al Congreso de la Nación". Luego, aseguró que a pesar de que el presidente de la Cámara está para coordinar, Massa "hace lo que quiere". Y concluyó: "Y en consecuencia es un golpista. Es un acto de hecho".

Desde esa sesión de la Cámara de Diputados, se volvió tendencia en redes sociales el hashtag #GolpeDeEstadoK

No es la primera vez que pronuncia la palabra "Golpe" en Argentina. El expresidente argentino Eduardo Duhalde dijo a fines de agosto que "no va a haber elecciones" y Argentina "corre riesgo de un golpe de Estado".  Sin embargo, luego dio marcha atrás y dijo que "no me reconozco diciendo lo que dije".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados