COMERCIO

Argentina y Brasil extienden 10 años acuerdo automotor

“Se trata de un esquema gradual hacia el libre comercio que durará diez años, en línea con el acuerdo alcanzado hace dos meses entre el Mercosur y la Unión Europea”, dijo el gobierno argentino.

Mauricio Macri, presidente de Argentina y Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. FOTO: AFP
Argentina y Brasil avanzan en su integración comercial. Foto: AFP

Argentina y Brasil firmaron ayer viernes un nuevo acuerdo comercial automotor, que apunta a que ambos países alcancen el libre comercio en 2029. El nuevo pacto reemplaza un convenio que preveía un intercambio automotor sin aranceles a partir del 2020 y a su vez extiende el acuerdo denominado “flex”, por el cual Brasil puede vender 1,5 dólares en vehículos y autopartes por cada dólar que importa del sector automotor argentino.

Con el nuevo convenio, el ratio de 1,5 por cada dólar subirá a 1,7 a partir de junio del 2020, cuando entra en vigencia el nuevo acuerdo, y subirá gradualmente hasta 3 dólares por cada dólar en julio del 2028. “Se trata de un esquema gradual hacia el libre comercio que durará diez años, en línea con el acuerdo alcanzado hace dos meses entre el Mercosur y la Unión Europea”, dijo el Ministerio de Producción argentino a través de un comunicado.

El convenio fue firmado en Brasil por el ministro de Producción argentino, Dante Sica, y el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes.

Las exportaciones brasileñas de automóviles a Argentina, el mayor mercado extranjero para sus vehículos, cayeron casi un 40% en los primeros siete meses de 2019, en comparación con el año anterior. “Nuestra decisión estratégica es de una apertura gradual, pero segura”, explicó Guedes.

Chile.

El gobierno de Jair Bolsonaro también está acelerando sus acuerdos comerciales con Chile, más allá de los ataques a la exmandataria chilena Michelle Bachelet por sus críticas a la situación de los derechos humanos en Brasil.

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, recibió este jueves a su homólogo chileno, Teodoro Ribera, para una reunión prevista antes de que Bolsonaro respondiera en forma dura a Bachelet, comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. “Señora Michelle Bachelet: Si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba”, dijo Bolsonaro este jueves.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se vio en la necesidad de aclarar que no compartía la visión de Bolsonaro, “especialmente en un tema tan doloroso como la muerte” del padre de Bachelet, ocurrida cuando estaba preso en un penal de la dictadura que encabezó Pinochet.

Ese jueves, en Brasilia, el canciller chileno dijo durante una visita al Senado que “las relaciones diplomáticas y las relaciones entre los países transcienden a las personas, los Gobiernos y las épocas”. De hecho, eso se reafirmó durante su posterior encuentro con el canciller Araújo, en el que las conversaciones se concentraron en lo bilateral y en la intención de Brasil y Chile de acelerar el proceso de aproximación entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico.

Ambos bloques iniciaron ese proceso de convergencia hace más de dos años, pero sin mucho avance todavía.

Araújo pidió “aprovechar” el hecho de que, en este semestre, Brasil y Chile ejercen las presidencias del Mercosur y de la Alianza del Pacífico, respectivamente, y “hacer movimientos concretos para esa aproximación”.

También analizaron la agenda bilateral y, en ese marco, Ribera dijo que tanto Brasil como Chile deben instar a sus Parlamentos a ratificar en el plazo más breve posible el acuerdo de libre comercio firmado por ambos países a fines del año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)