ECOLOGÍA

Apuntan a petrolero griego por el desastre en playas de Brasil

La investigación se centró en la observación de imágenes satelitales de 30 navíos y llegó a la conclusión de que ese buque era el “principal sospechoso” del desastre.

Mancha de petróleo en playas de Brasil. Foto: Reuters
Mancha de petróleo en playas de Brasil. Foto: Reuters

Un petrolero con pabellón griego es “el principal sospechoso” de la marea negra que contamina el litoral noreste de Brasil, con impactos “inconmensurables” en la fauna y la economía local, informaron ayer viernes fuentes oficiales.

La investigación se centró en la observación de imágenes satelitales de 30 navíos y llegó a la conclusión de que ese buque era el “principal sospechoso” del desastre, indicó un comunicado del ministerio de Defensa, la Armada y la Policía Federal (PF). Las autoridades se abstuvieron de comunicar el nombre del navío, que tenía una capacidad de carga de 80.000 toneladas de crudo, e indicaron que aún buscan determinar si el derrame fue “accidental o intencional”.

La PF allanó los despachos de representantes de una empresa de Río de Janeiro “vinculados a los dueños” del buque, indicó la institución.

La primera mancha fue identificada el 29 de julio a unos 700 km de las costas de Paraíba, en tanto que los primeros masacotes de petróleo llegando a tierra se detectaron el 30 de agosto. Desde entonces, fueron apareciendo a lo largo de más de 2.000 km del litoral.

El buque se había abastecido en la terminal petrolera venezolana de Jose y zarpado con destino a Singapur; luego “regresó a Sudáfrica, desde allí a Nigeria y actualmente se halla frente a la costa africana esperando flete”, señaló el comisario de la PF Agostinho Cascardo.

Según la Fiscalía, el daño de esta marea negra es de “proporciones inconmensurables” y alcanzó “estuarios, manglares y desembocaduras de ríos en todo el nordeste brasileño”.

Hasta el 29 de octubre, las manchas de petróleo aparecieron en 264 localidades de los nueve estados de esa región.

El secretario de Acuicultura y Pesca, Jorge Seif Júnior, descartó el jueves, en una emisión en vivo por Facebook junto al presidente Jair Bolsonaro, que los peces puedan verse afectados, alegando que son “bichos inteligentes”.

“El pez es un bicho inteligente. Cuando ve una capa de petróleo, huye, tiene miedo. Entonces, obviamente, usted puede consumir su pececillo sin ningún problema: langosta, camarón todo perfectamente sano, capitán”, dijo Seif Júnior dirigiéndose a Bolsonaro.

Un argumento que no convence. “Los pescadores no están saliendo al mar porque la población no quiere comprar. Hubo artículos de prensa que decían que el producto estaba contaminado, pero todavía no tenemos la respuesta concreta de algún científico”, dijo Sandra Lima, presidenta de una colonia de pescadores de 1.500 adherentes de un barrio de Recife.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)