ARGENTINA

Con instrumentos técnicos y perros detectores de divisas allanaron los bienes de CFK

El operativo en Río Gallegos finalizó luego de cuatro horas. 

Los allanamientos se realizaron durante cuatro horas. Foto: La Nación | GDA
Los allanamientos se realizaron durante cuatro horas. Foto: La Nación | GDA

Tras recibir la autorización del Senado, el juez federal Claudio Bonadio dispuso allanar los domicilios de Cristina Fernández en Recoleta, Río Gallegos y El Calafate. La expresidenta argentina está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita en la causa denominada "los cuadernos de las coimas".

Los operativos comenzaron este mediodía en la esquina de Juncal y Uruguay, en Recoleta, donde se encuentra el apartamento de la actual senadora. Dos horas después se inició el procedimiento en el domicilio de la exmandataria en Río Gallegos, que terminó pasadas las 18:00 horas.

Mientras tanto, para mañana viernes está previsto el tercer allanamiento en la casa de los Kirchner en El Calafate, donde no hay por el momento ningún dispositivo montado. Hoy solo pasó temprano a la mañana el jardinero de la propiedad y de paso, sin detenerse, lo hizo Natalia Mercado, la sobrina de Cristina Kirchner, fiscal en esta ciudad.

Río Gallegos.

Por casi cuatro horas se extendió el allanamiento realizado en la casa localizada en Río Gallegos, una vivienda de dos plantas ubicada a dos cuadras de la costanera local, en el Barrio Jardín.

El operativo, que empezó a las 14:40, incluyó una decena de efectivos de la Policía Federal con asiento en Río Gallegos y perros entrenados para detectar droga y divisas.

La fuerte custodia periodística se contrapuso con la escasa presencia de vecinos, quienes pasaban al frente de la vivienda sin detenerse.

Durante el allanamiento, una camioneta de la Policía Federal y otra de la policía provincial cortaron la cuadra frente a la vivienda mientras era requisada por efectivos policías y los canes entrenados. Quienes llegaron portaban impresoras y cajas.

Recoleta.

Los peritos de la Policía Federal ingresaron pasadas las 12:00 al edificio ubicado en el barrio porteño de Recoleta, acompañados por dos testigos. Portaban bolsos y valijas con instrumentos técnicos. Pocos minutos después de que arrancara el procedimiento, Carlos Beraldi, el abogado de la expresidenta, dijo que los policías le pidieron que se retirara de la vivienda por orden de Bonadio.

"Estamos frente a una farsa. Vamos a plantear la nulidad de todo el procedimiento y vamos a pedir el juicio político del juez", afirmó. "Bonadio no cumple con lo que dijo el Senado. Empezaron con la filmación y se comportan de la manera ilegal", agregó.

La casa de Cristina Fernández en Río Gallegos. Crédito: La Nación | GDA
La casa de Cristina Fernández en Río Gallegos. Crédito: La Nación | GDA

Finalmente, la Cámara Alta autorizó el procedimiento sin condicionamientos y solo especificó que el procedimiento deberá guardar "decoro" y "tutelar las garantías constitucionales, particularmente el derecho a la intimidad", en virtud de que "se trata de una senadora que fue dos veces presidenta de la República".

"Vine para apoyar a Cristina. Ayer en el Senado estuvo brillante y yo le creo. Las cosas están en manos de la Justicia y hay que dejar que haga su trabajo", dijo Miguel Brizuela, uno de los militantes que se acercaron al lugar. "La plata que el juez busca está en Arsat, en INVAP y en los científicos repatriados por el Conicet", ironizó.

"Bonadio debería venir".

"Vamos a hacer todo lo que sea necesario para que se cumplan las órdenes del juez. Siempre a derecho. Bonadio debería venir en persona", dijo Gregorio Dalbón, abogado de la expresidenta en las causas civiles.

Dalbón insistió en que un allanamiento es "abstracto" si no se hace de forma sorpresiva. "Es su morada, van a encontrar cuestiones personales. Si quieren circo, acá lo tienen", agregó.

El abogado dijo que sería una "provocación" que el juez ordene romper paredes para buscar dinero y sostuvo que la defensa puso a disposición de la Justicia instrumentos técnicos para evitar roturas.

En la sesión de ayer miércoles, la expresidenta arremetió contra Bonadio y dijo no arrepentirse "de nada". Cuestionó la imparcialidad del juez: aseguró que impulsó cinco de las seis causas en su contra. Además, afirmó que la causa de los cuadernos es parte de una persecución política y judicial en su contra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)