VISITA

El apoyo por el cambio hacia el centro político

El presidente de EE.UU. busca también afianzar el liderazgo en la región.

La última vez que un presidente de Estados Unidos visitó Argentina, quedó atrapado por las garras de un creciente movimiento izquierdista en América Latina. En 2005, cuando el presidente George W. Bush buscó impulsar un acuerdo de libre comercio para las Américas, fue objeto de desdén por el líder venezolano, Hugo Chávez.

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, le dio una clase a Bush sobre las políticas regionales promovidas por EE.UU. que causaron "miseria y pobreza". El acuerdo de libre comercio fue descartado. Una década después, el telón de fondo de la visita del presidente Barack Obama no puede ser más diferente. Chávez y Kirchner fallecieron, y se debilitó el impulso de su movimiento izquierdista, en tanto el nuevo gobierno de centro-derecha de Argentina busca vínculos más cálidos con Washington. "Esta es una oportunidad histórica para una nueva relación, un nuevo capítulo", dijo el jefe de gabinete, Marcos Peña, en una breve declaración a los periodistas. La decisión de Obama de viajar a Argentina ahora —directamente después de visitar Cuba, donde el gobierno comunista lentamente se abre a las fuerzas del mercado— es una señal del respaldo de Washington a un cambio hacia el centro, señalaron analistas de política exterior.

(JONATHAN GILBERT, PARA THE NEW YORK TIMES)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados