POLÉMICA

Anulan la veda del burkini en Francia, pero sigue polémica

Varios alcaldes ya anunciaron que seguirán impidiendo usar ese bañador

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La prohibición de los burkinis ha indignado a musulmanes. Foto: AFP

El Consejo de Estado francés, la mayor autoridad administrativa del país, anuló ayer el decreto de Villeneuve-Loubet, en el sur de Francia, que prohibía el burkini en sus playas. Considera que los alcaldes solo pueden restringir las libertades fundamentales en caso de “riesgo probado” al orden público.

El fallo crea jurisprudencia y podría aplicarse a la treintena de localidades que se han sumado al veto al burkini -este traje de baño islámico, que cubre el cuerpo y el cabello- en un contexto marcado por los atentados yihadistas de julio en Niza y en Normandía.

Los tres magistrados del Consejo de Estado recuerdan que los alcaldes tienen como misión conciliar el orden público con el respeto de las libertades fundamentales. Por ello, las medidas de restricción en el acceso a las playas y al baño deben ser “adaptadas, necesarias y proporcionales basándose en las necesidades del orden público únicamente”.

Solo pueden restringir las libertades en caso de “riesgos probados” al orden público y en ningún caso basándose en “otras consideraciones”, recuerda, en una clara alusión a los principios de laicidad avanzados por varios alcaldes. El decreto municipal no menciona explícitamente el burkini, sino toda prenda que manifieste de forma “ostentosa” una pertenencia religiosa susceptible de provocar altercados.

En el caso examinado por la institución, el de Villeneuve-Loubet, “ningún elemento permite establecer que la prenda adoptada por ciertas personas para darse un baño amenace el orden público”. El contexto de los atentados yihadistas en julio en Normandía y Niza, localidad vecina de Villeneuve-Loubet, no es un elemento suficiente para justificar la posibilidad de altercados, como avanzado por la municipalidad. El decreto, por lo tanto, “ha supuesto un ataque grave y manifiestamente ilegal a las libertades fundamentales que son la libertad de ir y venir, la libertad de conciencia y la libertad personal”, sentencia.

El Consejo de Estado, la mayor autoridad de la justicia administrativa, respondía a un recurso presentado por la Liga de Derechos Humanos, una de las principales ONG del país, y el Comité Contra la Islamofobia en Francia, en contra del decreto de Villeneuve-Loubet. Su fallo suspende de forma inmediata la prohibición en esta localidad.

No se aplica de forma automática a las otras 30 ciudades que han legislado en este sentido, la mayoría de las cuales se encuentran en la muy conservadora Costa Azul. La sentencia sin embargo crea jurisprudencia, lo cual significa que servirá de base en caso de recurrir a la justicia.

Una treintena de mujeres han sido multadas con los 38 euros previstos por los decretos, según un recuento de Le Monde, que apunta a que solo cuatro de las municipalidades han aplicado la sanción. La Liga de Derechos Humanos (LDH) espera que los demás alcaldes concernidos retiren por iniciativa propia de inmediato la prohibición.

Respuesta.

La polémica que ha agitado al país durante el verano seguirá sin embargo alimentado el debate político, a menos de un año de las elecciones presidenciales. El diputado y portavoz del partido conservador de Los Republicanos, Guillaume Larrivé, ha anunciado nada más conocerse el fallo su intención de presentar una propuesta de ley que ampare a los ediles que han dictado la prohibición.

Varios alcaldes franceses anunciaron ayer que van a mantener sus ordenanzas de prohibición contra el burkini, pese a la resolución que tomó el Consejo de Estado francés.

La alcaldía de Niza “va a seguir multando” a las mujeres que usen burkini, mientras la ordenanza local de su municipio no sea invalidada.

En tanto el alcalde de extrema derecha de Fréjus, David Rachline, perteneciente al Frente Nacional, por su parte, consideró que su disposición “sigue siendo válida” en su localidad, así como el edil socialista de la ciudad corsa de Sisco.

Valls: “Denunciar el burkini no es cuestionar la libertad individual”


El primer ministro francés, Manuel Valls, señaló ayer que la decisión del Consejo de Estado de anular el veto contra el burkini en la localidad de Villeneuve-Loubet no cierra el debate abierto.

“Es un debate de fondo”, indicó el socialista Valls en su página de Facebook horas después del dictamen de la máxima instancia administrativa gala.

El primer ministro insistió en que el burkini “no es un símbolo religioso, sino la afirmación en el espacio público de un islamismo político”.

“Denunciar el burkini no es en ningún caso cuestionar una libertad individual. ¡No hay libertad que encierre a las mujeres! Es denunciar un islamismo retrógrado”, añadió, al tiempo que señaló que, aunque el silencio es más cómodo, implica “una pequeña renuncia”. “El laicismo es la libertad de creer o de no creer, pero es también la exigencia de no imponer nunca a otros sus creencias o sus prácticas”, manifestó.

ONG APLAUDE LA ANULACIÓN DEL VETO AL BURKINI


 La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) ha aplaudido ayer la decisión del Consejo de Estado francés de invalidar el decreto municipal que prohíbe el burkini y ha señalado que tales medidas “son discriminatorias y degradantes para las mujeres y niñas musulmanas”.

“Anular una prohibición totalmente discriminatoria y alimentada por prejuicios e intolerancia es un verdadero hito”, declaró John Dalhuisen, director de AI para Europa.

“Las autoridades francesas deben dejar de pretender que esas medidas hacen realmente algo para proteger los derechos de las mujeres”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)