BRASIL

Anulan una de las dos cautelares que suspendieron la investidura de Lula

El expresidente publicó una carta abierta en la que calificó de "tristes y vergonzosos" los acontecimientos de las últimas semanas, donde un juez hizo públicas las grabaciones de una conversación telefónica entre el exmandatario y Dilma Rousseff.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lula Da Silva y Dilma Rousseff. Foto: AFP.

El Tribunal Regional Federal de Brasilia anuló hoy una de las dos sentencias cautelares que han suspendido la investidura del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Presidencia en el gabinete de Dilma Rousseff, informaron fuentes oficiales.

La decisión de la corte de la capital dio la razón a la apelación presentada por el Gobierno, que argumentó "falta de imparcialidad" por parte del juez Itagiba Catta Preta Neto, del Tribunal Federal de Brasilia.

Eso se comprobó al descubrir que el magistrado asistió a marchas a favor de un juicio político a Rousseff, además de tener muchas publicaciones en redes sociales con mensajes en contra de Lula Da Silva, la presidenta brasileña y el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen ambos.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El magistrado Catta Preta había fundamentado su decisión en el riesgo de que Lula use su cargo para promover una "intervención" en la actividad de investigación de la Policía, la Fiscalía y el Poder Judicial.

Otra decisión cautelar sigue en pie, la dictada por la magistrada Regina Coele Formisano, titular del sexto juzgado federal de Río de Janeiro, por lo que Lula sigue sin poder ejercer su nuevo cargo de ministro.

La oposición y ciudadanos particulares presentaron numerosas demandas en tribunales de todo el país para tratar de impedir el nombramiento de Lula, pero el Gobierno anunció que va a recurrir todas ellas.

Las causas cuestionan la legalidad del nombramiento debido a los procesos abiertos contra Lula por supuesta corrupción y por el peligro de que use su cargo para obstruir la justicia.

Lula es investigado por supuestos delitos como lavado de dinero y falsificación y dos de los procesos abiertos contra él estaban en manos del juez Sergio Moro, titular del decimotercer juzgado federal de la ciudad de Curitiba, pero fueron transferidos al Supremo debido a que el cargo de ministro le concede fuero privilegiado.

Uno de los argumentos que usó la jueza de Río de Janeiro fue que el Tribunal Supremo es una corte en la que "siete de sus once magistrados fueron nombrados por el partido actualmente en el Gobierno".

La decisión definitiva acerca de la validez jurídica del nombramiento será tomada precisamente en el Supremo, una corte en la que tramitan por lo menos diez causas contra el nombramiento presentadas por la oposición.

Apoyo de Uruguay

El gobierno uruguayo está promoviendo una declaración de respaldo de la Unasur a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, jaqueada por las denuncias que acorralan al exmandatario brasileño Lula da Silva. Es que el presidente Tabaré Vázquez y su entorno temen un golpe de Estado en ese país. El jueves en el Parlamento, el canciller Rodolfo Nin Novoa llegó a hablar de "acuartelamiento" de tropas.

En su condición de presidente de la Unasur, Vázquez hizo circular entre los 12 países que componen el bloque una propuesta de declaración. Allí sostiene que "los sucesos ocurridos en Brasil plantean un claro enfrentamiento de la Justicia contra el Poder Ejecutivo representado por la presidenta Rousseff", según el texto de la resolución a la que accedió El País, y que Vázquez y Nin Novoa terminaron de ajustar luego de la presentación del "diálogo social" en la Torre de Antel.

La carta de Lula

El expresidente de Brasil hizo pública una carta abierta luego de que el juez federal Sergio Moro, que conduce las investigaciones por los sobornos del petrolão, difundiera escuchas telefónicas en las que Dilma Rousseff le informa que le había enviado el documento con su designación como jefe de Gabinete, y que lo usara en "caso de necesidad".

"Los tristes y vergonzosos episodios de las últimas semanas no me harán descreer de la institución del Poder Judicial. Ni me harán perder la esperanza en el discernimiento, en el equilibrio y en el sentido de equilibrio de ministros y ministras de la Corte Suprema", escribió Lula, que pidió "justicia" para él "y para todos en la vigencia plena del estado de Derecho democrático".

En la carta, además, Lula da Silva aseguró que confía "en las instituciones democráticas, en la relación independiente y armónica entre los Poderes de la República, según lo establecido en la Constitución Federal y en los criterios de imparcialidad y equilibrio que orientan a los magistrados involucrados en esta noble misión".

Crítico con el hecho de las escuchas dijo: "No tuve acceso a grandes estudios formales, como saben los brasileños. No soy doctor, letrado, jurisconsulto. Pero sé, como todo ser humano, distinguir lo correcto de lo equivocado; lo justo de lo injusto".

Además, aseguró que durante su gobierno "tuvo oportunidad de demostrar aprecio y respeto por el Poder Judicial".

Fuente: LA NACIÓN/GDA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º