ESTADOS UNIDOS

Anthony Scaramucci, un pasaje fugaz por los salones del poder

Trump echó al director de Comunicaciones a pedido de John Kelly.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Anthony Scaramucci. Foto: Reuters

Anthony Scaramucci, el director de Comunicaciones de la Casa Blanca que había asumido el 21 de julio, fue cesado ayer lunes por el presidente Donald Trump.

La salida de Scaramucci se conoce luego de una de las semanas más duras para el gobierno de Trump, en la que su propuesta legislativa para reformar el sistema de salud fue rechazada por el Congreso y durante la que su anterior jefe de gabinete y su portavoz dejaron sus puestos.

Trump despidió a Scaramucci el mismo día en que tomó juramento al general en retiro John Kelly como su nuevo jefe de gabinete. El New York Times y Politico informaron que Kelly pidió a Trump que despidiera a Scaramucci. "El señor Scaramucci sintió que era mejor dar al jefe de gabinete John Kelly un nuevo inicio y la capacidad de armar su propio equipo. Le deseamos lo mejor", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Scaramucci es un empresario, que pasó por Goldman Sachs antes de crear su propio fondo de inversiones. Su aterrizaje en la Casa Blanca fue con la fuerza de un huracán. Dijo que reportaría directamente al presidente Trump, pasando por encima de una línea jerárquica que incluía al ex jefe de Gabinete, Reince Priebus. En menos de una semana, Scaramucci logró que Priebus perdiera el cargo.

Con apariencia juvenil y vestimenta siempre cuidada, Scaramucci se dedicó en Wall Street a la intermediación entre los "hedge funds" y las grandes fortunas, a través de una conferencia anual que organiza desde 2009 en Las Vegas.

Su conferencia anual, bautizada SkyBridge Alternatives Conference (SALT), en la que participan grandes nombres de las finanzas y la política internacional, así como celebridades (actores y músicos), terminó llenando su agenda de direcciones.

Nacido en Long Island, Nueva York, hace 53 años en una familia de inmigrantes italianos de clase media y diplomado en Harvard, Scaramucci es uno de los grandes donantes del Partido Republicano.

Fue uno de los tesoreros de la campaña electoral de Mitt Romney en 2012 y organizó veladas de recolección de fondos para Scott Walker y Jeb Bush durante las últimas primarias republicanas antes de sumarse a Trump, de cuyo equipo de transición también formó parte.

De verbo fácil, se siente cómodo tanto en el Foro Económico de Davos como en un programa popular de televisión y sabe adaptarse al público que tiene en frente.

Fue animador de un programa semanal en la cadena Fox Business, bautizado Wall Street Week, y colaborador de su competidora CNBC.

Próximo a Donald Trump Jr., este ex "Goldman Boy" se jacta de tener el número de teléfono del presidente, quien habría apreciado, según los medios, la manera en que Scaramucci obligó a fines de junio a la CNN a retirar un artículo sobre sus negocios financieros. Tres periodistas renunciaron en el marco de ese episodio.

Antes de convertirse en director de Comunicaciones de la Casa Blanca, sonaba para representar a Estados Unidos ante la OCDE.

El que menos le ha durado al presidente hasta ahora.

A Anthony Scaramucci le cabe el dudoso honor de haber sido el alto funcionario que, hasta ahora, menos tiempo ha durado con Donald Trump: diez días. El único antecedente, de momento, son los 24 días que estuvo como consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn, que renunció el pasado 13 de febrero. Reince Priebus renunció la semana pasada como jefe de Gabinete, y en mayo Trump cesó a James Comey como director del FBI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)