Un argelino, recién nacionalizado francés, era corrector desde hace 40 años

Los "anónimos" asesinados por las balas del terrorismo

Entre las 12 víctimas del atentado al semanario satírico Charlie Hebdo no hay sólo caricaturistas o periodistas famosos, sino también un corrector de origen argelino, nacionalizado francés recientemente, una psiquiatra y dos policías.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La próxima edición de la revista cuenta con una gran demanda del exterior. Foto: Reuters.

Mustapha Ourrad, un corrector de 60 años, era una persona erudita, discreta y muy atenta, según sus allegados.

Ourrad era originario de la localidad cabileña de Beni Yenni (norte de Argelia), ciudad natal de grandes figuras como el cantante Idir y donde lo conocían desde joven como "Mustapha Baudelaire" por su pasión por la literatura.

A los 20 años, el corrector, huérfano, se marchó a Francia, recuerda la página en Facebook de su ciudad natal.

Antes de trabajar en Charlie Hebdo, Mustapha Ourrad estuvo en una editorial y durante casi 20 años en la revista Viva. "Conocimos a un hombre discreto, elegante, muy profesional y de una erudición notable", escribe Viva en su página web.

Este padre de dos hijos acababa de obtener la nacionalidad francesa. Según miembros del equipo de Charlie Hebdo, él estaba presente en la reunión de la redacción del diario en el momento de la masacre, ya que trabajaba en un número especial.

Entre las víctimas también figura Elsa Cayat, una psiquiatra y psicoanalista de 54 años, que escribía desde hace dos años en el semanario satírico la rúbrica "Charlie Divan".

Esta madre de una joven de 19 años había recibido amenazas de muerte por uno de sus artículos, pero "se lo tomó en broma", explica su tía Jacqueline Raoul-Duval. "Era una anarquista de verdad. Lo que la sedujo de Charlie Hebdo era su insolencia y el coraje de denunciar la necedad, la exclusión, el fundamentalismo".

Frédéric Boisseau, un empleado de mantenimiento de 42 años, fue la primera víctima del comando a su llegada a la sede del semanario.

Los dos atacantes, los hermanos Chérif y Said Kouachi, mataron también a dos policías.

Ahmed Merabet, de 40 años, resultó en un primer momento herido antes de que los asaltantes le dispararan un tiro a bocajarro en la cabeza cuando huían. Francia multiplicó los homenajes a este policía, de origen argelino, durante las manifestaciones organizadas en memoria de las víctimas.

Franck Brinsolaro, un guardaespaldas de 49 años, estaba encargado de la protección del director del semanario y dibujante Charb. Anteriormente, participó en misiones en Bosnia y Afganistán. "A Franck le gustaba la actualidad, la información (...) Estoy segura de que hizo todo lo posible para interponerse frente al asesino", explica su mujer Ingrid, una periodista de un diario local.

Por su parte, Michel Renaud, un ex periodista de 69 años, había acudido como invitado a la reunión del miércoles de Charlie Hebdo, donde perdió la vida junto a los caricaturistas Charb, Wolinski, Cabu, Tignous y Honoré, así como junto al economista Bernard Maris.

va al exterior

La próxima edición de Charlie Hebdo, que será el "número de los sobrevivientes", se distribuirá no solo en Francia, sino también en España y Suiza, y es posible que en otros países, entre los que estaría Canadá, al contar con gran demanda del exterior. Se publicarán caricaturas de todo el equipo, incluidos los cinco dibujantes asesinados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)