tragedia aérea

Amplían la zona de búsqueda de las víctimas del accidente de AirAsia

Hasta el momento sólo fueron recuperados 34 cadáveres de las 162 personas que iban a bordo del del Airbus A320-200. En las últimas horas el mal tiempo entorpeció la búsqueda, pero este lunes la retoman y amplían la zona.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Amplían la zona de búsqueda de los cuerpos y restos del avión de AirAsia en Indonesia. Foto: EFE

Los equipos de rescate en Indonesia extendieron este lunes sus búsquedas en el mar de Java para encontrar los cadáveres de las víctimas y restos del avión AirAsia, que pudieron ser arrastrados por las corrientes en tanto las tareas estuvieron perturbadas por el mal tiempo.

En el noveno día de operaciones de gran amplitud emprendidas por Indonesia con la ayuda de otros países para encontrar los cuerpos de las víctimas y restos del Airbus A320-200 que se precipitó al mar el 28 de diciembre, los responsables esperan que los buzos puedan alcanzar el fondo marino tras haber enfrentado condiciones difíciles en los días anteriores.

Hasta ahora sólo fueron recuperados 34 cadáveres sobre un total de 162 personas que iban a bordo del aparato -155 indonesios, el copiloto francés, un británico, tres surcoreanos, un singapurense y un malasio-, que había despegado desde la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur y encontró pésimas condiciones meteorológicas antes de desaparecer de las pantallas de los radares.

"Esperamos que el tiempo hoy (lunes) sea bueno para que el ROV (vehículo submarino teledirigido) y otros instrumentos puedan ser utilizados, y que nuestros buzos puedan alcanzar de nuevo el fondo del mar", declaró a la AFP S.B. Supriyadi.

El responsable espera que "todas las partes" del aparato puedan ser localizadas este lunes, mientras que los equipos de búsqueda hasta ahora encontraron cinco grandes trozos de la aeronave.

"Ayer (domingo), nuestros buzos se sumergieron, pero la visibilidad era muy mala" en el fondo submarino, añadió.

No obstante, las búsquedas avanzaron en la jornada dominical al encontrarse otros cuatro cadáveres y el quinto trozo importante del avión.
Esto ocurrió después de que la Agencia nacional meteorológica indonesia indicara en un informe preliminar que la caída del aparato fue probablemente causada por congelamiento de los motores, una hipótesis prematura según los expertos.

Esperanza de encontrar las cajas negras.


Los equipos que realizan las operaciones en el mar utilizan hidrófonos para localizar las balizas acústicas y dos grabadoras de vuelo, esforzándose por encontrar las cajas negras, cruciales para determinar las causas del accidente.

Las búsquedas efectuadas en las costas de la isla de Borneo se extenderán hacia el este, puesto que las fuertes corrientes podrían haber arrastrado partes del aparato, indicó Supriyadi.

Varios aviones despegaron de Pangkalan Bun, la ciudad con aeropuerto más cercana de donde se encontraron los restos, para continuar la búsqueda desde el aire. Otras embarcaciones pequeñas rastrean la costa cercana tratando de detectar cuerpos que eventualmente podrían haber sido arrastrados hacia la orilla.

Los equipos examinan los pronósticos meteorológicos en vistas de remontar a la superficie las partes del avión que se encuentren en el fondo marino.

"Esperamos que las cajas negras sean encontradas lo antes posible. Si la cola del avión quedó invertida y la puerta de acceso a las cajas negras se encuentra en el fango, tendremos que perforar en el fondo, y eso será algo difícil", explicó Supriyadi.

La prioridad para los equipos de búsqueda, a pedido de las autoridades, es ubicar los cadáveres de las víctimas, algunas de las cuales se encontraban atadas a sus asientos del avión con los cinturones de seguridad.

El domingo de noche, la hija del comandante de a bordo indonesio, Iriyanto, hizo un llamado a través de la televisión rogando a la población que no acuse a su padre: "él es simplemente una víctima y aún no ha sido encontrado. Mi familia está de duelo. Siendo su hija, no puedo aceptar esto. Ningún piloto haría algo malo a sus pasajeros", declaró Angela Anggi Ranastianis a la cadena de televisión TV One.

En su última comunicación, el experimentado piloto había pedido al control aéreo autorización para tomar mayor altura y evitar nubes muy amenazantes, antes de perder el contacto.

Numerosos familiares de las víctimas se han concentrado en Surabaya y esperan noticias en esta ciudad, la segunda de Indonesia, desde la que despegó el avión y en la que se ha instalado un centro de crisis para identificar los cadáveres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)