Según estudio del BID

América Latina, la región más violenta del planeta

Concentra 39% de los homicidios en el mundo.

Caracas entre las ciudades más violentas de América Latina. Foto: Reuters
Caracas entre las ciudades más violentas de América Latina. Foto: Reuters

América Latina y el Caribe es la región más violenta del planeta, con 39% de los homicidios, mientras que los robos triplican la media y concentra 41 de las 50 metrópolis más peligrosas, según un estudio del BID presentado ayer jueves en Santiago.

Con solo el 9% de la población mundial, la región es la única del mundo donde la principal causa externa de muerte es el homicidio (52% de los fallecimientos).

Las ciudades de Caracas (Venezuela), San Pedro Sula (Honduras), San Salvador (El Salvador) y Acapulco (México) son las más violentas del orbe, con tasas de homicidios de 10 a 20 veces mayores que la media mundial, por encima de los 80 por cada 100.000 habitantes.

Los índices de violencia no ceden pese a los mayores niveles de desarrollo en los últimos años. "En este sentido, la región es una anomalía", afirma el estudio "Crimen y violencia, obstáculos para el desarrollo de las ciudades de América Latina y el Caribe", del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"América Latina tiene que pensar que los beneficios que nos ha traído el crecimiento económico y la reducción de la pobreza no los estamos potenciando al máximo si no atendemos el crimen y la violencia", dijo a EFE Nathalie Alvarado, directora de Seguridad Ciudadana y Justicia del BID.

Alvarado destacó el impacto económico y social de la violencia en la región, donde tanto las víctimas como los victimarios son en muchas ocasiones jóvenes de entre 18 y 23 años. "Tenemos nuestros jóvenes y el futuro de nuestro capital comprometido por esta situación de crimen y violencia y por la ineficiencia de las instituciones de seguridad y justicia en la región", apuntó.

Entre 2004 y 2014, la mayoría de los países experimentaron tasas de crecimiento económico anual cercanas al 4%, en tanto bajaron sus índices de pobreza. Los ciudadanos, además, "se volvieron más saludables y alcanzaron un mayor nivel de estudios".

Enfrentamientos entre policía y delincuentes en las favelas son comunes. Foto: Reuters
Enfrentamientos entre policía y delincuentes en las favelas son comunes. Foto: Reuters

Pero "los indicadores más relevantes de incidencia delictiva, de victimización, y de percepción de inseguridad se mantuvieron elevados".

Mientras busca soluciones, América Latina se mantiene como la región más violenta del mundo: el 39% de los homicidios tienen lugar aquí, donde en menos de dos décadas se contabilizan más de 2,5 millones de homicidios, un 75% de ellos ocurridos con arma de fuego.

Y el futuro no es alentador. Si la situación y las tendencias se mantienen, se espera que la tasa de homicidios crezca de 22 asesinatos por cada 100.000 personas en 2017 a alrededor de 35 para 2030.

La tasa de robos es también altísima. Por cada 100.000 habitantes, la región registra 321,7 robos, mientras que la media es de 108.

La rápida y desordenada urbanización, el estancamiento de la productividad en las ciudades y el desempleo juvenil son los factores que estarían detrás de este triste récord, según el BID.

En la región, hay 7,1 millones de jóvenes desempleados y 15,1 millones que ni estudian ni trabajan. "La evidencia ha demostrado que un aumento del 1% en el desempleo juvenil conduce a 0,34 homicidios adicionales por cada 100.000 personas", según el informe. Hay también "una banalización y normalización" de la violencia, advierte Lucía Dammert, experta en temas de seguridad de la Universidad de Santiago.

A lo anterior se suma la presencia del crimen organizado —expresado en bandas del narcotráfico, trata de personas y minería ilegal— junto con un alto uso de armas de fuego, sobre todo en Centroamérica. "Con esa presencia de armas, hay un aumento de la utilización de la violencia para terminar con problemas cotidianos", explicó Dammert a la AFP.

Existe también en la región una baja legitimidad de la policía y la justicia. Solo 20 de cada 100 homicidios resultan en una condena, casi la mitad de la tasa global de 43 por cada 100. La sensación de impunidad lleva a denunciar solo el 45% de los delitos. El reporte del BID alerta sobre el alto costo del crimen para la región: 3,5% de su PIB anual.

Montevideo, estrategia de patrullaje innovador
La Policía busca a los delincuentes que provocaron el tiroteo. Foto: Marcelo Bonjour

"Montevideo, con sus 1,3 millones de personas, no suele asociarse con el crimen y la victimización. Sin embargo, ante la creciente preocupación por la delincuencia callejera, la violencia juvenil y el abuso doméstico, las autoridades han lanzado una serie de estrategias innovadoras de prevención del delito a lo largo de los años". Así comienza la parte del informe del BID que analiza la situación en Montevideo, en un capítulo "Respuestas Innovadoras". Bajo el título "Estrategias de patrullaje enfocado en problemas en Montevideo (2016 al presente)", el informe del BID destaca el Programa integrado de gestión local para la seguridad ciudadana como programa piloto en 2012, con una inversión de 7 millones de dólares; y la capacitación de unos 1.100 agentes en actividades de Patrullaje Orientado a la Solución de Problemas (POP), y la atención de los "puntos calientes" en Montevideo con el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)