EL AVANCE DEL VIRUS

Alza de casos de COVID-19 en Europa, que se apronta para futuras pandemias

Casi toda la Unión Europea, salvo Finlandia y parte de Grecia, entra en la clasificación de zona de riesgo. Ante esta situación los países endurecen las medidas.

Estatua de Dante en Roma; Italia registró 600 muertos en un día. Foto: Reuters
Estatua de Dante en Roma; Italia registró 600 muertos en un día. Foto: Reuters

En Europa los contagios de coronavirus y el número de fallecidos siguen aumentando en la mayoría de los países, especialmente en Italia, donde la situación es cada vez más preocupante. Italia registró más de 600 muertos en el día y superó el millón de casos.

Europa suma 13,5 millones de positivos de los 50,8 millones contabilizados a nivel global (con 1,26 millones de fallecidos), aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que parece estar frenándose el ascenso en la curva de contagios en el continente.

Hay que ir a principios de abril, en los momentos más álgidos de la pandemia, para encontrar un peor dato en Italia en cuanto a número de defunciones en un día que el comunicado ayer miércoles, 623.

Italia, que registra casi 33.000 positivos en una jornada hasta superar el millón, rebasa ampliamente el umbral “crítico” de pacientes hospitalizados con coronavirus (52% frente al 40% de límite), así como el de ocupación de unidades de cuidados intensivos con estos enfermos.

Muy cerca en número de fallecidos en el último día está el Reino Unido, con 595, hasta un total de 50.365 desde el inicio de la pandemia y 1,25 millones de casos, con Inglaterra en un confinamiento casi total hasta el 2 de diciembre.

Por su parte, España alcanza los 40.105 muertos (349 en la última jornada) y los 1.417.709 casos (19.096 nuevos con Madrid a la cabeza). La incidencia acumulada en España es de 514 casos por cada 100.000 habitantes.

Casi toda la Unión Europea, salvo Finlandia y parte de Grecia, entra en la clasificación de zona de riesgo, según el mapa del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) por el que se rigen las medidas como las ahora adoptadas por España para los viajeros internacionales.

Ante esta situación los países europeos endurecen las medidas. Por ejemplo, España exigirá una PCR negativa a los viajeros provenientes de países de riesgo, y Grecia aumenta la restricción de movimientos e implanta desde mañana viernes el toque de queda nocturno a nivel nacional. En Francia, aumentarán los controles al confinamiento en vigor desde el 30 de octubre y no se prevé una flexibilización de las restricciones, mientras en Suecia se prohibirá la venta de alcohol a partir de las 22.00 horas.

Todo ello a la espera de la ansiada vacuna. “Como preveíamos, tendremos una vacuna a finales de este año, y la de Pfizer es muy prometedora”, afirmó ayer miércoles el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

También son prometedoras las británicas, AstraZeneca con la Universidad de Oxford, las chinas de Sinopharm y Sinovac, la belga Janssen, las estadounidense Moderna, Johnson & Johnson y Novavax o la rusa Sputnik V.

Futuras pandemias.

La Unión Europea (UE) se prepara para futuras pandemias y crisis sanitarias internacionales. Con este fin, la Comisión Europea propuso crear una Unión Europea de la Salud para “actuar y apoyar a los Estados miembros en situaciones de graves amenazas transfronterizas”. Asimismo, plantea crear una nueva autoridad que pueda declarar una situación europea de emergencia.

Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País
Muestra de sangre infectada con coronavirus. Foto: Archivo El País

Esto podría significar un duro golpe para la OMS, ya que la UE actuaría por sus propios medios y no quedaría condicionarla “a la declaración de una emergencia de salud pública de interés internacional por parte de la propia OMS”, según el documento a estudio.

De adoptarse, supondría retirarle una gran potestad a la OMS, en momentos en que en los países del bloque piden una reforma del organismo para hacer frente a las deficiencias en situaciones de emergencia.

“Confiamos demasiado en la OMS para la pandemia de COVID-19”, dijo Peter Liese, un legislador de alto perfil de la UE del partido de la canciller alemana, Angela Merkel.

“Bajo la presión de China, la OMS declaró la emergencia sanitaria demasiado tarde. Por lo tanto, es muy importante tener la posibilidad de actuar a nivel europeo en futuras situaciones similares”, agregó.

Según las propuestas de la Comisión, la UE ayudaría a los gobiernos a preparar planes para la pandemia y los auditaría y sometería a pruebas de resistencia, según un documento del bloque. Los Estados miembros han sido tradicionalmente reacios a conceder más poderes a Bruselas en la materia.

Nueva York limita bares y reuniones privadas

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reimpuso ayer miércoles restricciones a la actividad económica y las reuniones tras un aumento de casos de COVID-19 y de personas hospitalizadas en todo el estado y sus vecinos. Cuomo ordenó que a partir de mañana viernes los bares y restaurantes con licencia para vender alcohol y los gimnasios cierren a las 22.00, y que las reuniones en residencias privadas se reduzcan como máximo a 10 personas al considerarlas una “gran fuente de contagio” de cara a la temporada navideña. “Estamos viendo lo que se ha predicho durante meses: un aumento nacional y global, y Nueva York es solo un barco en la marea del COVID-19”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados