Crisis en Brasil

Aliados del PT siguen apoyando a Rousseff

El mayor partido político de Brasil seguirá apoyando por el momento a la impopular presidenta, Dilma Rousseff, a pesar de la dimisión de uno de sus líderes, aunque la situación podría cambiar si una esperada recesión genera agitación social, dijeron líderes de la formación.

Rousseff lucha por salvar su presidencia en medio del peor desempeño económico en 25 años y una crisis política provocada por un gran escándalo de sobornos en la compañía petrolera estatal Petrobras, en que están implicados decenas de políticos de su coalición. Eduardo Cunha, presidente de la cámara baja del Congreso, rompió sus lazos con Rousseff y quiere que su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) abandone también la coalición, pero otros líderes de la formación afirmaron que no están dispuestos a hacerlo.

En su lugar, pretenden seguir junto a Rousseff hasta 2018, cuando el partido planea presentar a su propio candidato para las elecciones presidenciales. "No romperemos con su Gobierno, porque empeoraría la grave situación económica que enfrenta Brasil en la segunda mitad del año", dijo el senador Eunicio Oliveira, líder del PMDB en el Senado. Con seis meses de su segundo y último mandato, Rousseff está caminando sobre una cuerda floja. Los sondeos muestran que casi dos de cada tres brasileños quieren que sea sometida a un juicio político y su nivel de aprobación cayó hasta el 7,7% en una encuesta publicada la semana pasada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados