FALLIDA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA

Alfred Bosch: juicio a líderes catalanes es un “castigo político”

Consejero catalán de Exteriores reclama la “absolución”.

Alfred Bosch. Foto: Francisco Flores
Bosch siente frustración con PSOE, ahora están afín a Podemos. Foto: Francisco Flores

En España esperan para la primera quincena de octubre la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia contra los nueve dirigentes catalanes que están siendo procesados por el intento fallido de independencia a partir del referéndum del 1 de octubre de 2017. Ese referéndum, convocado por el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont -hoy en el exilio y con orden de detención si ingresa a España- fue declarado inconstitucional por la justicia española. Igual se hizo y ganó la opción de secesión, y en función de ese resultado el 27 de octubre el parlamento regional aprobó una declaración unilateral de independencia.

Esto llevó a que el gobierno de Marino Rajoy (Partido Popular) interviniera la autonomía de Cataluña en aplicación del artículo 155 de la Constitución española. La intervención terminó en junio de 2018, luego de las elecciones regionales en las que volvieron a ganar los partidos secesionistas, que eligieron a Quim Torra como nuevo presidente de la Generalitat.

Pero en febrero último comenzó el juicio a los líderes catalanes que habían promovido el referéndum inconstitucional y la declaratoria de independencia. El 16 de octubre se cumplen dos años de prisión preventiva para algunos de esos dirigentes, por lo cual se espera que el fallo salga antes.

Alfred Bosch, consejero de Relaciones Exteriores de Cataluña, estuvo en Montevideo la semana pasada, para explicar la posición de los independentistas a funcionarios del gobierno, partidos políticos y organizaciones sociales con las que mantuvo reuniones.

Bosch integra Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), partido que lidera Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat y actual diputado electo en el Parlamento Europeo, y el principal dirigente preso por el proceso de independencia, el próces como le llaman en España.

“Nosotros creemos que son inocentes. Lo que pedimos es la absolución. No han lastimado a nadie, no han matado a nadie, no han robado. Lo que hicieron es organizar una votación”, dijo Bosch en diálogo con El País.

Los procesados están acusados de rebelión y sedición por la organización del referéndum. “Ese es el nudo de la acusación”, dice Bosch, para quien son temas a dirimirse políticamente y no en tribunales penales. “Lo que estamos diciendo es que nunca se puede considerar una elección, convocada por un gobierno legítimo, como lo es el de Cataluña, un crimen”.

Bosch atribuye el juicio a un “castigo político” por parte del Estado español. “Aquí lo que se está discutiendo es si se puede convocar a las urnas a la gente para decidir sobre una república. Eso en ningún caso se puede considerar un crimen. Es un juicio político como dice Naciones Unidas y deben ser liberados. Porque los presos políticos en el siglo XXI no son aceptables”, insiste.

Bosch ve “improbable” una absolución de los dirigentes catalanes “por todo lo que ha pasado”, pero dijo que si esa resulta la decisión del tribunal “lo celebraríamos y también pediríamos cuentas por estos años que injustamente han sido encarcelados”. Además de los nueve que están en prisión, hay otros 70 que también están siendo procesados por participar en la organización del referéndum de 2017.

En caso de que el tribunal los condene a penas severas -hasta 25 años de cárcel-, “reaccionaremos, a nivel popular, de gobierno e internacionalmente”, asegura.

Bosch dice que no son partidarios de pedir un indulto en caso de condena, “porque eso significa el reconocimiento de la culpa”. “Hicieron lo correcto, pacíficamente, ir a las urnas y decidir. Lo mismo que se hizo en Escocia o en Quebec. Esto en el siglo XXI en un contexto democrático debe ser posible”.

ERC apoyó al presidente español en funciones Pedro Sánchez (PSOE) en su moción de censura a Rajoy que terminó con el gobierno del PP. Pero ahora dice que están decepcionados con el líder socialista. “La opción de Sánchez nos dio esperanza, es una persona inteligente, un hombre audaz. Después sentimos una cierta frustración, porque creíamos que se abría una puerta que se ha cerrado”, reconoce.

De cara a las elecciones del 10 de noviembre y la investidura de un nuevo presidente, Bosch dice que la opción que les viene mejor es la de la izquierda radical de Unidas Podemos, que lidera Pablo Iglesias, pero admite que “no parece que vaya a ganar”.

Las encuestas en España están dando primero al PSOE con un 31,2% de intención de voto, seguido del PP con el 19,4%, Podemos con el 13,4% y Ciudadanos con 13,1%.

Juncker: “Nacionalismo estúpido”.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una entrevista publicada ayer domingo por el diario español El País, dijo que no está a favor de un “nacionalismo estúpido”. Interrogado sobre la crisis en Cataluña, Juncker prefirió “no comentar los procedimientos judiciales en marcha en España”, donde la justicia hará pública su sentencia a los dirigentes independentistas juzgados por su fallido intento de secesión en 2017. “No estoy a favor de un nacionalismo estúpido, porque no lleva a ninguna parte”, dijo Juncker, aunque precisa que “no es un comentario contra Cataluña”.

“Europa es un continente pequeño, que está perdiendo importancia económica y demográficamente (...) Así que no es el momento de reagrupamientos nacionalistas, sino de unir a los pueblos”, explicó el presidente de la Comisión. En cuanto al Brexit, Juncker dijo que la salida del Reino Unido de la UE prevista el próximo 31 de octubre “es un momento trágico para Europa”. “Va en contra del sentido de la historia y en contra del espíritu de (Winston) Churchill, que en su día abogó por unos Estados Unidos de Europa”, dijo el jefe del ejecutivo europeo, que dejará el cargo precisamente el 31 de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)