PARÍS

Alertan que la catedral de Notre Dame corre riesgo de colapsar

“Recientemente se han producido nuevas caídas de piedras de las bóvedas de las naves tras la ola de calor” de finales de julio, dijo el Ministerio de Cultura de Francia.

Trabajos de reparación en la catedral Notre Dame. Foto: AFP
Sobrevivió al incendio del 15 de abril, pero todavía los arquitectos luchan para mantenerla en pie en el centro de París. Foto: AFP

La catedral de Notre Dame de París, que sufrió un incendio en abril, registró caídas de piedras durante la reciente ola de calor que azotó Francia y sigue corriendo el riesgo de derrumbarse, advirtió ayer miércoles el gobierno francés.

El ministerio de Cultura de Francia subrayó la necesidad urgente de retomar las obras para consolidar la estructura de la catedral, que fueron suspendidas el 25 de julio por temores sobre la exposición de los trabajadores a residuos de plomo.

“A raíz de la ola de calor, se han vuelto a registrar recientemente piedras caídas de la bóveda. El ritmo de las obras iniciadas el 16 de abril se justifica únicamente por la urgencia vinculada al riesgo persistente de hundimiento”, indicó el ministerio en un correo electrónico transmitido a los medios

“Recientemente se han producido nuevas caídas de piedras de las bóvedas de las naves tras la ola de calor” de finales de julio, amplió el ministerio de la Cultura a la agencia AFP.

Las obras arrancarán finalmente el lunes 19 de agosto, si se garantiza que “se cumplen plenamente” los requisitos de seguridad, indicaron la semana pasada las autoridades locales.

“Las recomendaciones de la inspección de trabajo ya han sido en gran parte tomadas en cuenta y serán aplicadas durante todo el proceso de restauración”, respondió ayer miércoles el ministerio de Cultura.

El incendio de la catedral, el 15 de abril, provocó que varias toneladas de plomo contenidas en la aguja y el techo del edificio se fundieran y se dispersaran en forma de partículas en la atmósfera.

Las repercusiones del incendio de Notre Dame tienen alcance mundial. Foto: AFP
Incendio de la catedral de Notre Dame. Foto: AFP

Las autoridades lanzaron este martes labores para limpiar el plomo en los alrededores de Notre Dame, una medida tomada demasiado tarde según los críticos.

Dos escuelas cercanas a la catedral fueron cerradas después de que se detectaron niveles peligrosos de plomo. Estos establecimientos acogían a 180 niños para cursos de verano.

Las autoridades sanitarias aconsejan que la gente expuesta a más de 70 microgramos, un nivel que se sobrepasó en parte del centro de París después del incendio, se sometan a análisis de sangre.

Los trabajos de limpieza de plomo en los alrededores de Notre Dame se extenderán aún durante tres semanas.

La intervención se centrará en la plaza de Notre Dame, rue de la Cité y rue d’Arcole, perpendiculares al edificio, que quedaron cerradas al tráfico y a los peatones.

El Ministerio de Cultura precisó a EFE que se seguirán dos métodos de limpieza, uno mediante la aplicación de tensioactivos o detergentes a alta presión para las superficies y otro mediante el empleo de gel para el mobiliario urbano.

Esto no debería afectar a las obras dentro de la catedral cuando se retomen el lunes 19.

Esta contaminación requiere una serie de protocolos de seguridad muy estrictos para los operarios que, según la prefectura, no se pusieron adecuadamente en marcha, como duchas de descontaminación, uso de monos de trabajo o tiempos de descanso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)