Merkel rechaza acoso

Alemania se estremece por violencia a migrantes

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ratificó que el acoso xenófobo "no tiene cabida en un Estado de derecho" como Alemania, en alusión a los disturbios protagonizados por manifestantes ultraderechistas tras la muerte de un ciudadano alemán en Chemnitz (este del país).

Canciller Angela Merkel. Foto: Reuters
Canciller Angela Merkel. Foto: Reuters

"Se cometió un horrible crimen, por el que fueron detenidos sus presuntos responsables", apuntó la jefa del Gobierno alemán, ayer martes, respecto al detonante de esos incidentes y las sospechas posteriores sobre un sirio y un iraquí como posibles responsables. Los pensamientos de todos "están con los familiares de esa víctima", añadió Merkel, al responder una pregunta sobre ese asunto en una conferencia de prensa y se remitió a la condena emitida por el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

En Alemania "no puede haber lugar" para la "incitación a la violencia xenófoba", insistió Merkel.

En tanto, el jefe del gobierno de Sajonia, Michael Kretschmer, advirtió en una rueda de prensa de que el "Estado sigue teniendo el monopolio del uso de la fuerza" y que semejantes ejemplos de tomarse la justicia por su mano como los vistos en Chemnitz "no son tolerables" en la sociedad y en un Estado de derecho.

Señaló que la detención de dos sospechosos de la muerte de un hombre de 35 años en Chemnitz en una fiesta popular sean un sirio y un iraquí "no es motivo alguno para la sospecha generalizada contra todos los extranjeros".

La policía sajona abrió investigaciones por la exhibición del saludo hitleriano y otros símbolos nazis en la manifestación ultraderechista de ayer en Chemnitz, que acabó con nueve heridos entre sus participantes y otros nueve entre los contramanifestantes, según datos provisionales.

La manifestación de ultraderecha hizo un llamado a "limpiar" la ciudad de extranjeros. FUENTE: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º