ARGENTINA

Alberto Fernández: “Recibimos un país en el CTI”

Alberto Fernández y Cristina Kirchner calificaron de fracaso la gestión de Macri y enfatizaron que endeudó al país en US$ 45.000 millones.

El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el gobernador Axel Kicillof, en primer plano. Foto: Prensa CFK
El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el gobernador Axel Kicillof, en primer plano. Foto: Prensa CFK

La campaña electoral comenzó oficialmente ayer sábado en Argentina para las elecciones Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre, en las que los ciudadanos elegirán a los candidatos para las legislativas del 14 de noviembre, que serán los primeros comicios nacionales con Alberto Fernández como presidente.

El mandatario, la vicepresidenta Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Representantes, Sergio Massa y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aparecieron juntos, en la localidad de Escobar, durante el acto de presentación de los candidatos del Frente de Todos, en el que hicieron duras críticas a los sectores de oposición.

Fernández anunció la integración de la lista que encabeza Victoria Tolosa Paz, de 48 años, contadora, que sueña con ser Intendenta de La Plata. Es la candidata de consenso que él eligió.

“En este contexto nosotros venimos a proponerles que nos sigan acompañando como lo hicieron en 2019. Venimos a traer a nuestros mejores hombres y mujeres. Todos han trabajado codo a codo. Victoria (Tolosa Paz) hizo un enorme trabajo con la Tarjeta Alimentar, con la Mesa de Hambre, en la búsqueda de que cada argentino tenga agua potable y recorrió todo el país.”, afirmó el Presidente.

Fernández enfocó la deuda contraída durante el gobierno del presidente Mauricio Macri. “Esa pesadilla está de vuelta entre nosotros y no es por nosotros, es por lo que nos dicen ahora sobre cómo tenemos que arreglar con el Fondo Monetario Internacional. Ellos nos endeudaron y me explican cómo tenemos que arreglar con el Fondo”. Aseguró que “ya habrá una generación de argentinos que no deba preocuparse por saber qué es el FMI”

“No podemos pedir sacrificios mayores a los argentinos”, agregó el Presidente sobre las condiciones de pago con el FMI.

“Recibimos un país en terpia intensiva y después en tres meses nos contagiamos el COVID-19. Pero ahí seguimos pensando en los que trabajan y producen y fuimos a auxiliarlos... y felices de hacerlo”, recordó el Presidente.

“Así fue que llegamos a los sectores más postergados del país porque la Argentina es para todos y siempre trabajamos con esa idea. Nos atrapó la pandemia una mañana del 18 de marzo que el virus había llegado al país y tuvimos que hacer un trabajo descomunal para poner en marcha un tema secundario para el gobierno anterior: la salud. No lo dije yo, lo dijo un ministro”, recordó.

”No todo es lo mismo. Nosotros somos personas que concebimos la sociedad de otro modo. Concebimos una sociedad para todos”, dijo el jefe de Estado al hacer un repaso de las medidas tomadas por el gobierno apenas asumió, cuando llegó el coronavirus al mundo y a la Argentina.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Foto: AFP.
Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Foto: AFP.

Nuevo balance.

De las elecciones legislativas surgirá un nuevo balance de poder, ya que este año se renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados -donde hoy ningún grupo tiene mayoría absoluta-, y 24 de las 72 bancas del Senado, dominado por la coalición gobernante, aunque para la Cámara Alta este año solo elegirán representantes ciudadanos de ocho provincias.

La lista más votada de cada frente político que obtenga al menos el 1,5 % de todos los votos emitidos en las primarias quedará habilitada para las generales de noviembre.

Un tablero que se fue configurando en los últimos días, con el oficialista Frente de Todos -cuyos líderes son el presidente Fernández; la vicepresidenta y expresidenta (2007-2015), Cristina Kirchner y Massa,- y el opositor Juntos por el Cambio (JxC), al que pertenece el expresidente Mauricio Macri (2015-2019) y que está integrada principalmente por Propuesta Republicana (PRO), la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica.

Contexto económico.

“Es una elección única”, dijo a Efe el analista político Sergio Berensztein, porque “Argentina está viviendo una crisis que tiene pocos precedentes”. Según explicó el experto, estas elecciones permitirán “evaluar el desgaste que experimentó la coalición gobernante en el contexto no solamente de la pandemia”, sino de “crisis económica, que ha derivado en un porcentaje inédito de pobreza y de achicamiento de los sectores medios”.

Los argentinos irán a votar en el contexto de una inflación del 50,2% a junio último y una economía que sufrió en 2020 la segunda mayor caída en su historia (-9,9%) completando tres años en recesión. A esto se suma la incertidumbre por la negociación de la deuda por 45.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional y el consecuente programa económico.

La pandemia le ha costado la vida a más de 103.300 personas mientras que solo alrededor de 6 millones han sido inoculadas con dos dosis de la vacuna sobre una población de 45 millones.

De hecho, debido a la pandemia, el oficialismo acordó con la mayoría de las fuerzas políticas posponer por un mes las elecciones primarias y los comicios legislativos, previstos originalmente el 8 de agosto y el 24 de octubre, respectivamente.

Mientras el Frente de Todos hizo el acto para presentar a sus candidatos a las PASO y las legislativas, la oposición liderada por JxC, no hizo una concentración pública, sino se limitó a difundir la composición de sus listas para enfrentar el desafío de la fuerza política oficialista.

Perspectiva.

Confirmó que estará representado en la capital por la propuesta liderada por la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal y otras dos listas, una encabezada por el exministro de Economía y de Defensa Ricardo López Murphy y otra, por el exministro de Salud Adolfo Rubinstein.

Y en la provincia bonaerense estará más peleado: competirán las listas lideradas por el vicealcalde de la capital y del PRO, Diego Santilli y el neurólogo Facundo Manes, de la UCR.

Estas elecciones también servirán para proyectar a figuras políticas -tanto por ser candidatos o porque armaron la estrategia electoral- en la carrera para las presidenciales de 2023.

“Hay mucho en juego en estas elecciones y hay lugares para pocos”, señaló Berensztein.

La capital del país -fuente de dirigentes de la oposición y donde su alcalde, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, juega su liderazgo en JxC- y la provincia de Buenos Aires -bastión oficialista, gobernado por Kicillof- serán los principales escenarios donde se juegan las construcciones simbólicas de cara a las elecciones presidenciales.

Aún así son parte de un conglomerado de 24 jurisdicciones con gobernaciones de fuerte peso electoral, como Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

La apuesta opositora en Buenos Aires es a Vidal

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cerró las listas de María Eugenia Vidal y de Diego Santilli para competir en las internas de Juntos por el Cambio en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Vidal, que fue gobernadora de Buenos Aires durante el mandato presidencial de Mauricio Macri, encabeza la lista de “Juntos podemos más”, como se llama la boleta del larretismo, y se medirá en la interna de JxC, entre otros, con Ricardo López Murphy (Republicanos Unidos).

Cristina retorna al centro de la escena electoral
Cristina Kirchner. Foto: AFP

Cristina Kirchner reapareció ayer sábado en el centro de la escena política y electoral durante la presentación de las listas del Frente de Todos en Escobar. Y concentró la atención de los presentes. La vicepresidenta centró su discurso en la política económica y en criticar a la oposición por haberse endeudado con el FMI por mas de US$ 40 mil millones. Pero también hubo otros fragmentos de su discurso con mensajes para propios y ajenos.

En otro tramo del discurso, Cristina Kirchner cuestionó a los que utilizan el “marketing” y el “coaching” para hacer política. “No va más”, precisó. Y se refirió a los peronistas como los rudos y las rudas: “Nosotros los peronistas somos más rudos y rudas. Somos rudas las peronistas”.

Comparó el vínculo del FMI con el Estado argentino con los años sin copas de la selección. “No hay que esperar 28 años como la selección. Hay que remontarse 15 años atrás”, dijo Cristina y recordó cuando Néstor Kirchner le pagó al organismo de crédito multilateral. “Y durante años no tuvimos ni deuda con el Fondo, ni artículo 4° ni que el Fondo nos dijera cuánto le teníamos que pagar a los jubilados”.

Fue muy dura con el macrismo. “Los que nos dijeron qué teníamos que hacer durante 12 años, ellos lo hicieron en cuatro años y fracasó”, advirtió. Para la vicepresidenta lo que hay que hacer es qué modelo económico hay que implementar. “Nosotros implementamos uno que durante 12 años funcionó: podemos mejorarlo. El otro fracasó”, insistió. (Con información de EFE y La Nación-GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados