ELECCIONES INTERNAS EN ARGENTINA

Alberto Fernández a un paso de ganar sin balotaje

Analistas ven un escenario difícil para el presidente Mauricio Macri dada la diferencia que le sacó la oposición en las urnas el domingo.

Alberto Fernández, candidato presidencial, saca a pasear su perro el día de las elecciones internas en Argentina. Foto: EFE
Antes de votar, el candidato opositor kirchnerista salió a pasear con su perro Dylan. Foto: EFE

La votación en las internas de ayer domingo en Argentina dejó al candidato kirchnerista Alberto Fernández en una inmejorable posición para las elecciones presidenciales, incluso en la primera vuelta de octubre sin necesidad de un balotaje en noviembre.

Los quince puntos porcentuales que le sacó el bloque Frente de Todos de Fernández y Cristina Kirchner a Juntos por el Cambio de Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto, no estaba en los planes de nadie, ni siquiera entre los más optimistas kirchneristas ni entre los más pesimistas macristas.

Antes de que se divulgaran los primeros resultados oficiales anoche sobre la hora 22.30, el periodista y analista político Joaquín Morales Solá habló de las consecuencias del resultado de las PASO (primarias anticipadas simultáneas y obligatorias), y aseguró que con más del 40% de los votos, Fernández quedó “más cerca de un triunfo en primera vuelta” en octubre.

Con el 88,4% de las mesas escrutadas, Alberto Fernández (Frente de Todos) se ubica primero con el 47,36% por encima de Mauricio Macri (Juntos por el cambio) con el 32,24%. Lo siguen: Roberto Lavagna (Consenso Federal) 8.34%, Nicolás del Caño (FIT Unidad) 2,88%, Juan José Gómez Centurión (Frente NOS) 2,63%, José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad) 2,21%, M Castañeira (Mov. al Socialismo) 0,71%. Alejando Biondini (Frente Patriota) 0,24%, Raúl Albarracín (Movimiento Acción Vecinal) 0,15% y José Romero Feris (Partido Autonomista) 0,11%.

En un análisis que realizó en LN+, el canal del diario La Nación, Morales Solá explicó que una diferencia del entorno de tres puntos a favor de Fernández, “no sería un problema (para el gobierno de Macri) porque sería fácil de revertir en octubre”. En cambio, el problema para el presidente se presenta a partir de una diferencia mayor a favor de la oposición, como la que se dio ayer.
Para ganar en primera vuelta, un candidato debe obtener por lo menos el 45% de los votos, o bien sacar más de 40% con más de diez puntos de diferencia sobre el segundo.

“Con más del 40% de los votos, con un 41 o 42%, Fernández quedaría muy cerca de ganar en primera vuelta”, sostuvo Morales Solá, unas horas antes de que se confirmara oficialmente que el candidato opositor recibió el 47%.

Alberto Fernández
Alberto Fernández. Foto: AFP

Polarización.

El analista explicó que las dos grandes alianzas que se enfrentaron en esta contienda electoral -Juntos por el Cambio de Macri y el Frente de Todos de Fernández- apostaron por la polarización, y la misma se dio “de una manera tremenda”. “El 80% de los votos se los están llevando el Frente de Todos y Juntos por el Cambio”, subrayó.

“Esta situación deja a (Roberto) Lavagna, (José Luis) Espert y a (Juan José) Gómez Centurión con menos del 10% de los votos. El gobierno puede cosechar de estos votos de los grupos políticos que querían romper la polarización, pero si Fernández se pasa de 41, se arrima demasiado al 45%”, concluía el periodista.

El escenario.

Para el también periodista y analista político de La Nación, Carlos Pagni, las internas de ayer muestran que en Argentina “estamos ante un proceso electoral incierto”.

“Lo que le pone incertidumbre es la rareza de que un presidente que conduce un gobierno cuya prestaciones materiales son deficientes se puedan reelegir. Pero también es raro que algunos con los antecedentes institucionales que tienen pueda regresar al poder”, señaló en alusión a Macri y Fernández.

“El escenario que se viene tiene que ver no solo con la diferencia que Fernández le puede sacar a Macri, sino con saber a cuánto está de ganar en primera vuelta. Después hay que considerar que van a hacer los votantes de Espert, Gómez Centurión y Lavagna”, dijo.

La lectura que hizo el propio Fernández también fue que queda en muy buena posición para las elecciones de octubre.

Mauricio Macri reconoce la derrota en las elecciones primarias. Foto: AFP
Mauricio Macri reconoce la derrota en las elecciones primarias. Foto: AFP

“Quedamos cómodos para salir primeros”, dijo antes de que salieran los primeros resultados.

Fernández habló pasada las 20 con el canal A24 desde un auto que lo trasladaba desde su casa en Puerto Madero al búnker de la coalición opositora que lidera junto a Cristina Kirchner.

“Estamos muy tranquilos, la gente respondió a nuestro mensaje, dos terceras partes de la Argentina le dijeron al gobierno ‘basta’”, sostuvo. Y agregó: “Quedamos cómodos para salir primeros. Estoy contento, porque hoy empezamos el cambio en la Argentina”.

En el gobierno, pese a la frase de anoche de Macri -“hemos tenido una mala elección”- había cierto optimismo apenas cerradas las mesas receptoras de votos.

“Creemos que hemos hecho una muy buena elección, estamos muy contentos”, expresó en una rueda de prensa el jefe del Gabinete, Marcos Peña, antes de que se divulgaran los datos oficiales y del discurso del presidente Macri admitiendo la dura derrota.

Sin embargo, Peña recordó que en 2015 el frente Cambiemos de Macri perdió ante el candidato del entonces peronismo oficialista, Daniel Scioli, no solo en las primarias, sino también en la primera vuelta de octubre, y que fue en la segunda vuelta de noviembre cuando se alzó con el triunfo.

“A nivel nacional estamos con una expectativa muy positiva y además sabiendo que las primarias siempre son una elección donde obtenemos un resultado preliminar que después en octubre generalmente crece a partir de mayor participación”, enfatizó Peña.

Por su parte, con moderación, Roberto Lavagna, candidato presidencial de Consenso Federal, anunció que su fuerza quedó en el tercer lugar y cuestionó a la “falsa grieta”.

“En tres meses formamos Consenso Federal y hoy somos definitivamente la tercer fuerza del país”, dijo el exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.

Con el 58% de las mesas escrutadas, Lavagna se ubicaba anoche cómodo en el tercer lugar, con un 8,47%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)