ARGENTINA

Alberto Fernández busca mostrar unidad para mitigar la derrota electoral

La manifestación se realizó bajo el lema “Todos unidos triunfaremos”, frase de la célebre marcha peronista que se entona en los actos partidarios.

Miles de militantes de los grupos peronistas en la Plaza de Mayo. Foto: AFP
Miles de militantes de los grupos peronistas en la Plaza de Mayo. Foto: AFP

Decenas de miles de personas marcharon ayer miércoles a la Plaza de Mayo, para participar del acto por el Día de la Militancia que tuvo al presidente Alberto Fernández como el único orador. Fue un intento por mostrar la unidad del oficialista Frente de Todos luego de la derrota en las elecciones legislativas del domingo, que implicó la pérdida de la mayoría en el Senado para el gobierno.

La manifestación se realizó bajo el lema “Todos unidos triunfaremos”, frase de la célebre marcha peronista que se entona en los actos partidarios.

“Hay un presidente y una vicepresidenta (Cristina Kirchner) que quieren trabajar en el mismo sentido”, afirmó Fernández buscando ahuyentar versiones sobre un quiebre en el seno de la coalición de gobierno.

El gobierno presenta como un “triunfo” la remontada que demostró el domingo en relación con las primarias de septiembre, pese a que sufrió una derrota al sumar 7,6 millones de votos en todo el país frente a 9,7 millones conseguidos por la coalición opositora Juntos por el Cambio, del expresidente Mauricio Macri.

“El triunfo no es vencer, sino nunca darse por vencido”, lanzó el presidente, desde un enorme escenario montado en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del ejecutivo.

“Las urnas de las PASO (primarias) nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos ese mensaje. También oímos el mensaje de las elecciones del domingo. Tengo muy en claro que hay mucho por hacer y hay muchos que están esperando que este Gobierno haga mucho más y lo vamos a hacer”, agregó Fernández.

El mandatario invitó a la oposición a “construir juntos este país” con los sectores “que no expresan odio ni boicotean”, dijo aludiendo a las diferencias internas dentro de la coalición opositora. “Si Macri no quiere hablar que se quede con sus amigos solo, haciendo negocios”, lanzó.

“Damos inicio a la segunda etapa de nuestro gobierno”, dijo Fernández, llamando a sus seguidores a “salir a las calles” a militar tras un parón obligado por la pandemia, que marcó los dos primeros años de su gestión.

“Tenemos que hacer lo necesario para que en 2023 aseguremos un triunfo rotundo”, agregó en referencia a las próximas elecciones presidenciales.

El gobierno argentino busca ahora un entendimiento con la oposición para consensuar un plan económico y un nuevo acuerdo con el FMI por un crédito de 44.000 millones de dólares que le permita librarse de pesados vencimientos que le aguardan a partir de 2022.

Reacciones.

Los referentes de Juntos por el Cambio cuestionaron con dureza al presidente Fernández, quien volvió a negar la derrota del Frente de Todos en las elecciones legislativas del domingo y excluyó a Macri de su convocatoria al diálogo.

Ante la consulta de La Nación, la titular de Pro, Patricia Bullrich, dijo que el mensaje del primer mandatario no se vincula con la “realidad” y rechazó que Juntos por el Cambio haya “conspirado” contra la Casa Rosada, como sugirió Fernández. “Es un discurso violento, típicamente kirchnerista, desligado de lo que sucedió el domingo. Inventa una conspiración en contra del Gobierno. Siempre hemos sido una oposición institucional y republicana”, señaló Bullrich.

Además cuestionó que Fernández defina con qué actores puede dialogar y con quién no: “Esto no es un diálogo, son proyectos unilaterales que se mandan al Congreso”, apuntó. (Con información de AFP y La Nación/GDA).

La Cámpora llegó al acto cuando Fernández terminaba de hablar

En el acto de ayer miércoles por el Día de la Militancia, en el que el Frente de Todos buscaba transmitir una imagen de unidad, La Cámpora, la organización liderada por Máximo Kirchner, y una de las que convocaba a Plaza de Mayo, llegó cuando el discurso del presidente Alberto Fernández estaba prácticamente terminado. “Había mucha gente caminando adelante”, advirtió un integrante de la agrupación para explicar la demora que despertó lecturas y suspicacias.

El ingreso de La Cámpora fue por Diagonal Norte. Por Diagonal Sur había llegado la columna de los movimientos sociales y por Avenida de Mayo, los gremios. Se trataba de todas las corrientes que convocaron al acto y que el lunes, en una reunión en la sede del PJ, definieron los lineamientos del encuentro. Las tres columnas, divididas por las calles y por sus posicionamientos políticos, convivieron con tranquilidad y no se registraron disturbios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados