Investigan

Por qué investigan a Alan García, el exmandatario de Perú que pidió asilo

El expresidente llegó el jueves a Perú procedente de España, donde reside habitualmente, para declarar ante la Fiscalía por este caso.

Alan García. Foto: EFE
Alan García. Foto: EFE

Este domingo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú anunció que el expresidente del país Alan García solicitó asilo luego de que el Poder Judicial le dictara la prohibición de salir de Perú por los próximos 18 meses.

García, presidente entre los años 1985-1990 y 2006-2011, es investigado en el marco de las indagaciones que se siguen en su contra por presuntamente haber favorecido a la empresa Odebrecht en la licitación del Metro 1 de Lima.

El juez Juan Carlos Sánchez Balbuena, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción, consideró que documentos entregados por Odebrecht en el marco de una colaboración eficaz con la fiscalía brasileña, infieren que el dinero que García recibió de la empresa provenía de fuente ilícita, por lo que señaló que "amerita no solo la investigación en este caso, sino la imposición de la medida (que le impide salir del país) a fin de que los hechos sean aclarados".

García llegó el jueves a Perú procedente de España, donde reside habitualmente, para declarar ante la Fiscalía por este caso.

Sin embargo, nada más presentarse ante las autoridades, le informaron al exmandatario que la investigación en su contra se ampliaría por los delitos de colusión y lavado de activos.

El fiscal del caso, José Pérez, acusó además a García de hacer recibido 100.000 dólares por una conferencia en Brasil y que el dinero habría salido de un fondo de Odebrecht destinado a pagar sobornos en varios países de América Latina.

Según el fiscal, en ese pago "se habrían realizado actos de conversión, transferencia, tenencia y ocultamiento", propias del delito de lavado de activo.

El objetivo de la petición de la fiscalía de impedir que García salga de Perú fue para evitar que eluda el proceso, como ya hizo en 1992, cuando se exilió en Colombia y luego vivió en Francia, hasta que en 2001 se declaró que había prescrito una acusación por presunto enriquecimiento ilícito durante su primer mandato (1985-1990).

Perú es uno de los países más afectados por la saga de corrupción de Odebrecht, que admitió que pagó 29 millones de dólares en sobornos a lo largo de tres gobiernos peruanos, incluido el segundo de García.

Por el caso Odebrecht también están bajo la lupa de la fiscalía los exmandatarios Alejandro Toledo (2001-2006), quien huyó a Estados Unidos y ahora enfrenta un pedido de extradición; Ollanta Humala (2011-2016), quien estuvo preso nueve meses con su esposa Nadine; y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), quien renunció en marzo agobiado por denuncias de corrupción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)