ESTADOS UNIDOS

Agente de la CIA agrega más presión sobre Trump

Reveló que la Casa Blanca quiso ocultar la llamada del presidente con su colega de Ucrania.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

El escándalo en torno a Donald Trump sigue creciendo. Ayer jueves se publicó un documento en el que se acusa a la Casa Blanca de haber intentado mantener en secreto la conversación entre el presidente y su colega de Ucrania, Volodimir Zelenski, en el que Trump le pide que investigue al ex vicepresidente demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter Biden.

La publicación de este informe incrementa la presión sobre Trump, luego de que los demócratas lanzaran el martes la primera etapa de un procedimiento de destitución en su contra, un proceso con consecuencias imprevisibles ante las elecciones de noviembre de 2020.

“Es una vergüenza”, los demócratas actúan “como piratas”, “debe haber una forma de frenarlos”, reaccionó Trump ayer, que ha denunciado “la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos”.

De su lado, la oposición demócrata se apoya en este documento para acusar a la Casa Blanca de haber buscado “encubrir el escándalo” que surgió de una llamada telefónica del 25 de julio entre Trump y Zelenski. En la conversación, Trump le pidió a su par ucraniano investigar a Biden, uno de los favoritos para representar a los demócratas en las elecciones de 2020.

El diálogo suscitó la preocupación de un misterioso denunciante, miembro de los servicios de inteligencia, quien a inicios de agosto transmitió el tema a sus superiores. El presidente “está usando el poder de su cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en la elección estadounidense de 2020”, escribe el denunciante en un informe publicado ahora tras una disputa entre el Congreso y la Casa Blanca.

Interrogado ayer jueves en el Congreso, el director nacional de Inteligencia (DNI), Joseph Maguire, declaró no conocer la identidad del informante y dijo que nadie en el entorno presidencial le pidió investigar para descubrirla.

Según el New York Times, se trata de un agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que fue destacado un tiempo a la Casa Blanca.

El diario no menciona el nombre del informante, pero considera que debe tratarse de un experimentado analista con conocimiento de la relación entre Estados Unidos y Ucrania, ya que redactó con gran precisión su denuncia, de nueve páginas.

Esa queja ofrece un vivido recopilatorio de fechas, lugares y protagonistas de lo que podría ser la “trama ucraniana”, en remembranza de la “trama rusa”.

“En el desempeño de mis funciones -escribe el agente de la CIA-, he recibido información de múltiples funcionarios del Gobierno que aseguran que el presidente de Estados Unidos usó el poder que le confiere el cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en las elecciones de 2020”.

El ahora identificado como “topo” de la CIA asegura que Trump telefoneó el 25 de julio a Zelenski para “presionarle” con el fin de que iniciara una investigación por supuesta corrupción en Ucrania contra Biden y su hijo Hunter, que asesoró a una empresa de gas ucraniana.

Días después de esa conversación entre Trump y Zelenski, la Casa Blanca “bloqueó” su contenido para mantenerlo en secreto, según la denuncia.

En concreto, primero, la Casa Blanca eliminó el contenido de esa llamada de unas computadoras donde suelen guardarse las conversaciones del presidente con otros líderes; y, luego, la archivó en unos servidores reservados a información clasificada.

El agente de la CIA confiere al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, un “papel central” en esta trama. Y narra cómo Giuliani viajó a Madrid el 2 de agosto para reunirse con uno de los asesores del dirigente ucraniano y hacer “seguimiento” a la petición que le había hecho Trump.

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó a la Casa Blanca de “encubrimiento” por presuntamente intentar esconder el registro de la llamada con Zelenski. Activados por la polémica llamada, los demócratas lanzaron una investigación contra Trump, primera etapa del procedimiento de impeachment.

MÁS

Recorte de refugiados

El gobierno de Donald Trump propuso ayer jueves un nuevo y drástico recorte del programa de acogida de refugiados desde el nivel actual de 30.000 personas a 18.000 en 2020. “Esta propuesta para la admisión de refugiados reafirma el compromiso permanente de Estados Unidos para ayudar a las personas desplazadas del mundo, al mismo tiempo cumpliendo con nuestra primera prioridad de proteger y de servir al pueblo estadounidense”, dijo el Departamento de Estado. Trump ha hecho de la reducción de la inmigración, tanto legal como irregular, un eje de su gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)