ESTADOS UNIDOS

El aeropuerto JFK convertido en un estudio jurídico

Jóvenes abogados asesoran a viajeros de países musulmanes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aeropuerto: "NoBankJFK" en una de las cafeterías de la terminal. Foto: AFP

Con sus ordenadores portátiles y documentos jurídicos, cientos de jóvenes abogados se apretujan en un restaurante del aeropuerto JFK de Nueva York para ayudar a inmigrantes de origen musulmán y refugiados detenidos.

Entre una veintena de mesas en el corazón del hall de entrada de la terminal 4 se ha montado un verdadero cuartel general de la resistencia al decreto de Donald Trump que cerró las fronteras de Estados Unidos a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Se llaman a sí mismos "NoBanJFK", y cuentan entre sus filas con muchos abogados, intérpretes de farsi, urdu, somalí o árabe y nuevos voluntarios que siguen llegando.

Ayer lunes, 42 de las 46 personas detenidas en JFK desde el viernes de noche ya habían sido liberadas, según un comunicado divulgado por "NoBanJFK" en su cuenta Twitter. Dos personas fueron deportadas y se desconocía el paradero de dos más. Pero más de 40 abogados siguen trabajando en el aeropuerto, preguntando sobre otros arribos y respondiendo a las inquietudes planteadas por el decreto, vía una "hotline" dedicada al tema.

Camille Mackler, abogada de una ONG de defensa de los inmigrantes que ayuda a coordinar este trabajo desde el sábado, asegura que el decreto de Trump "no representa a Estados Unidos". "Este no es el país que todos amamos. Más que nada envía el mensaje equivocado, tanto a los estadounidenses como al resto del mundo", sostiene. Camille, de 37 años, reconoce que nunca estuvo "tan orgullosa de nuestros abogados, que habitualmente tienen una mala reputación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados