ACUERDO

El acuerdo de la COP26 está "teñido de decepción", según  primer ministro británico

A pesar de esto, Boris Johnson se mostró satisfecho con el acuerdo ya que "cambia las reglas del juego que el mundo necesitaba ver".

Boris Johnson en el Pacto de Glasgow. Foto: AFP
Boris Johnson en el Pacto de Glasgow. Foto: AFP

El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró satisfecho por la adopción, el sábado en la COP 26, del "Pacto de Glasgow para el clima" cuyo objetivo es acelerar el combate contra el calentamiento global, aunque reconoció que su alegría está "teñida de decepción".

"Mi alegría ante este progreso está teñida de decepción", declaró este domingo durante una conferencia de prensa, haciendo referencia a "aquellos para los cuales el cambio climático es ya una cuestión de vida o muerte".

"Exigían para esta cumbre un alto nivel de ambición. Y aunque muchos de ellos estaban dispuestos a hacerlo, no era el caso de todos", señaló.
"Podemos alentar pero no podemos obligar a naciones soberanas a hacer algo que no quieren hacer. Es decisión de ellos", añadió.

Para él, además, el acuerdo "cambia las reglas del juego que el mundo necesitaba ver". 

En una rueda de prensa en Downing Street -despacho oficial del jefe del Ejecutivo- en la que también estuvo el presidente de la cumbre del clima de la ONU, Alok Sharma, el líder tory tildó dicho acuerdo de "verdaderamente histórico".

"La conferencia (de Glasgow) ha marcado el comienzo del final del carbón. Por primera vez la conferencia ha publicado un mandato para recortar el uso de la energía del carbón. La cumbre ha declarado la sentencia de muerte a la energía del carbón", indicó.

El hecho de que 197 países hayan aprobado un pacto supone "un logro increíble" aunque la Cop26 "nunca iba a poder frenar el cambio climático", según señaló Johnson.


Por su parte, el presidente de la Cop26, el exprimer ministro británico Alok Sharma, se mostró convencido de que el acuerdo obtenido en la cumbre ha sido "histórico" pese a que confesó que hubo momentos en los que pensó que no se lograría.

Preguntado si China e India habían defraudado al mundo al rebajar a última hora el compromiso sobre el carbón, Sharma dijo que ambos países "tendrán que dar explicaciones" a los países en vías de desarrollo afectados por el cambio climático.

En este sentido, Johnson recordó que "se puede hacer presión, se puede alentar, pero no puede forzar a naciones soberanas a hacer lo que no desean hacer. En último término, es su decisión y deben defenderla".

La Cop26 terminó un día después de lo previsto con un pacto aprobado por 197 países, que incluye un mandato para aumentar en 2022 los objetivos de reducción de emisiones para 2030, y permite mantener al alcance la meta planteada en el Acuerdo de París de 2015 de limitar a 1,5 grados el calentamiento del planeta este siglo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados