Iglesia Católica

Abusos: obispos chilenos piden evitar un "linchamientos"

Defienden inocencia hasta que la Justicia prueba denuncias.

En 48 horas, el Papa cesó a dos altos cargos de la Iglesia católica. Foto: Reuters
Foto: Reuters

La Iglesia católica de Chile defiende ayer viernes a los religiosos imputados por abusos hasta que una condena no demuestre lo contrario. Así lo anunció el secretario del comité permanente de Conferencia Episcopal de Chile (CECh), el obispo Fernando Ramos.

"Un principio fundamental es el de la presunción de inocencia. Nosotros estamos en contra del linchamiento público que lamentablemente se ha ido imponiendo en nuestra sociedad y los únicos que están llamados a declarar la inocencia o la culpabilidad de cualquier persona son los tribunales de Justicia", afirmó.

Ramos, quien compareció ayer viernes ante la prensa al término de la 117 asamblea plenaria de la CECh, celebrada en Santiago, respondió así a un pregunta de un periodista sobre la imputación del presidente de la entidad católica, el obispo Santiago Silva, por presunto encubrimiento de abusos.

Silva declaró a finales de octubre, en su calidad de obispo castrense, ante la Fiscalía regional de O´Higgins, que centraliza la mayoría de los casos relacionados con abusos sexuales, de conciencia o confianza, pederastia, o encubrimiento que han sido denunciados a nivel nacional desde hace meses.

Según informaron a EFE fuentes de la Fiscalía, hasta el 5 de noviembre existían un total de 139 investigaciones en curso contra 190 personas relacionadas con la Iglesia chilena y que implican a 245 víctimas, de las cuales 102 eran menores en el momento en el que se produjeron los hechos.

En ese contexto, Ramos también destacó ayer que durante los cinco días de reuniones de la jerarquía de la iglesia chilena en Santiago se ha dialogado "ampliamente" para "formalizar" un acuerdo con la Fiscalía Nacional para colaboración mutua en las investigaciones.

"En particular hemos estudiado el proyecto de acuerdo y colaboración mutua entre la Fiscalía Nacional y las entidades de la Iglesia", dijo Ramos.

Hasta la fecha, el papa Francisco ha aceptado las renuncias de siete obispos, después de que 34 miembros de la CECh le ofrecieran sus cargos tras ser citados al Vaticano y reconocer ante el pontífice que habían cometido "graves errores y omisiones". Además, el pontífice ha expulsado del servicio clerical a dos exobispos y dos sacerdotes, entre ellos al influyente sacerdote Fernando Karadima Fariña, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores en Chile.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos