FISCALÍA 

Argentina: joven fue a una entrevista, la drogaron y abusaron sexualmente de ella

La jueza Karina Zucconi le otorgó la excarcelación al considerar que el hombre, que carece de antecedentes penales, "no intentará eludir la acción de la Justicia" ni entorpecer el proceso.

Manifestación  por violación en Argentina. Foto: La Nación
Manifestación por violación en Argentina. Foto: La Nación

Un hombre fue detenido recientemente en argentina por haber premeditado violar a una joven en Buenos Aires que el sábado fue a su local de venta de uniformes en la zona de Once por una oferta de trabajo, ocasión en la que la drogó para quebrar su voluntad y poder abusar sexualmente de ella.

La fiscal Silvana Russi ya apeló la decisión de la jueza Karina Zucconi, que el lunes le otorgó a Garzón Martínez la excarcelación bajo juramento en la causa 3075/2021, caratulada como "abuso sexual con acceso carnal", al considerar que el hombre, que carece de antecedentes penales, "no intentará eludir la acción de la Justicia" ni entorpecer el proceso.

Pablo Baqué, abogado de la joven, explicó a LA NACION: "Creo que la fiscalía coincide con nosotros en que hay que revocar la excarcelación; nosotros hemos constatado las lesiones que tiene [la víctima] y es un abuso con acceso carnal".

"De alguna manera [la jueza Zucconi] entendió que no había riesgos procesales para dar una excarcelación inmediata, pero nosotros creemos que sí existen esos riesgos, como por ejemplo la fuga, porque el hecho ya está consumado", manifestó el letrado a la prensa en la puerta del lugar donde ocurrió el hecho.

"Ella está lastimada y escondida porque tiene miedo, pues este hombre está suelto y tiene su currículum con sus datos, los teléfonos y su dirección. Es de locos que la víctima se tenga que esconder y que el violador ande suelto", afirmó Baqué.

Procesado por abuso sexual agravado con acceso carnal

Días después la situación judicial del comerciante acusado de violar a una joven venezolana se complicó. La jueza a cargo del expediente lo procesó por un delito más grave por el que estaba imputado en un primer momento. Irineo Humberto Garzón Martínez fue procesado por abuso sexual agravado con acceso carnal, pero el sospechoso, por el momento, continuará el proceso en libertad.

La decisión fue tomada por la jueza en lo criminal y correccional porteña Karina Zucconi. En un primer momento, Garzón Martínez había sido imputado del delito de abuso sexual simple.

Pero el acusado continuará, por el momento, en libertad bajo ciertas condiciones impuestas por la jueza Zucconi como "la prohibición de tomar contacto por todos los medios de la víctima" y la "prohibición de salir del país". Además, la magistrada fijó un embargo sobre los bienes del imputado hasta cubrir la suma de 90.000 pesos.

Con esta imputación, de ser encontrado culpable en un juicio oral y público, el sospechoso podría recibir una pena de entre seis y 15 años de cárcel.

El abogado que representa a la joven venezolana y a su familia volvió a cuestionar la decisión de la jueza, al considerar que es necesario que el comerciante sea detenido "por la gravedad del caso y porque pueden existir otras víctimas que aún no se animaron a denunciarlo".

De hecho, la fiscal en lo criminal y correccional Nº 41, Silvana Russi, ya se había opuesto a excarcelar al imputado cuando la jueza Zucconi le corrió vista antes de liberar al comerciante, por lo que apeló ayer el fallo de la magistrada por considerar que existe "peligro de fuga" y de "entorpecimiento de la investigación".

"Los estudios demostraron que existen lesiones compatibles con el acceso carnal, no nos queda duda que eso ocurrió", dijo Baqué en radio La Red, tras lo cual consideró que "hay que preguntarle a la jueza los motivos por los que llegó a la decisión de liberarlo".

Manifestación

La lluvia no logró desalentar a la muchedumbre que, con rabia contenida, cortó la calle Paso a la altura de Viamonte, en la tradicional zona del Once que concentra los locales de venta de telas e indumentarias.

No escondían su bronca por saber que Irineo Humberto Garzón Martínez, procesado por haber drogado a una chica venezolana de 18 años para poder abusar sexualmente de ella circula sin restricciones por las calles de la ciudad, mientras que ella está recluida y aterrada, porque sabe que él tiene su dirección, teléfono y toda su información personal reunida en el currículum que ella le entregó el mismo sábado, cuando fue citada para una entrevista laboral en el comercio de venta de uniformes ubicado en Paso 693, el mismo lugar de donde la rescató la Policía tras el ultraje.

"Nosotros pudimos salvar su vida, pero no su integridad, por eso pedimos a fiscales, jueces y autoridades de la Nación justicia, porque el violador está libre. Señora jueza, usted juró por Dios y la Patria defender a las víctimas; entonces, defienda a mi hija", dijo Thays Campos, la madre de la víctima, que se acercó al lugar y con la voz quebrada leyó una carta en la que relató lo padecido por su hija. Durante su lectura hubo silencios, pues Thays no podía contener la emoción. "¡Fuerza Thays, Fuerza Thays!", le gritaban los presentes, para alentarla y apoyarla.

En el lugar también estuvo presente el abogado querellante, Pablo Baqué, que manifestó: "La jueza habla de no criminalizar a la persona [el acusado]. Nosotros creemos que teniendo los antecedentes de que trató de escapar y que no vive donde dijo, este hombre debería estar detenido". El letrado hizo referencia a que el hombre, cuando fue detenido el mismo sábado, trató de escapar, y luego dio una dirección falsa. "Dijo que vivía con la hermana, pero la hermana lo negó. No entendemos, por ahí la jueza tiene alguna información que desconocemos y por eso se siente tranquila", precisó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados