ARGENTINA

Absolvieron al que vendió la camioneta del atentado a AMIA

Carlos Telleldín fue absuelto ayer miércoles de las imputaciones que le acusaban de haber acondicionado y entregado la camioneta usada en el atentado.

Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters
Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters

El excomerciante de automóviles Carlos Telleldín fue absuelto ayer miércoles de las imputaciones que le acusaban de haber acondicionado y entregado la camioneta usada en el atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994.

En una sesión virtual por la pandemia, el juez Andrés Basso fue el encargado de leer el fallo en el que, si bien se consideró que el ataque terrorista fue un “crimen de lesa humanidad”, se decidió, tras casi dos años desde que comenzó el juicio, absolver a Telleldín.

En sus últimas palabras horas antes del veredicto, Telleldín, abogado de 59 años y que ya había sido absuelto en un primer proceso en 2004 tras anularse toda la investigación, reiteró su “inocencia total y absoluta” y aseveró que nunca vendió autos a “delincuentes”.

El atentado es atribuido a miembros del entonces Gobierno iraní y a la organización islamista libanesa Hizbula, sobre quienes pesan órdenes internacionales de detención pero que nunca pudieron ser detenidos.

Tanto la Fiscalía como la querella que representa a los familiares de las víctimas habían solicitado que Telleldín, único acusado en este proceso, fuera sentenciado a prisión perpetua, mientras que la querella que representa a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), reclamaban 20 años de cárcel.

Los fundamentos de la absolución serán dados a conocer el 26 de marzo. “Estamos a 27 años del terrible atentado y seguimos con ‘Telleldín sabe, Telleldín presume, y Telleldín cree’. Yo estuve 10 años y dos meses detenido en forma injusta. Me recibí de abogado en 2001, me quise suicidar en prisión tomando 100 pastillas. Y realmente llegó un momento que no resistí más la injusticia”, aseveró ayer respecto al periodo que estuvo encarcelado preventivamente, antes de su primera absolución, que fue posteriormente revocada.

En el actual juicio, la Fiscalía había considerado al acusado “partícipe necesario” del ataque, y que la camioneta Trafic “podía ser cargada con explosivos” y utilizada en un atentado, como ya había ocurrido dos años antes contra la Embajada de Israel de Buenos Aires, que causó 22 muertos y 242 heridos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados