CRUDO

Abastecimiento de petróleo en riesgo por las tensiones entre Estados Unidos e Irán

Arabia Saudita advierte sobre el suministro del crudo por ataques en el Golfo Pérsico y temor a una guerra.

Arabia Saudita denunció sabotajes contra buques petroleros y ataques con drones. Foto: Reuters
Arabia Saudita denunció sabotajes contra buques petroleros y ataques con drones. Foto: Reuters

Tambores de guerra suenan cada vez más fuerte en el Golfo Pérsico por las tensiones entre Estados Unidos e Irán. La advertencia de Arabia Saudita de que está en peligro el abastecimiento de petróleo y la “economía mundial”, y el retiro de los diplomáticos estadounidenses de Irak, solo puede llevar a una lectura: el riesgo de una acción bélica es grande.

Arabia Saudita afirmó ayer miércoles que los recientes ataques contra navíos e instalaciones petroleras amenazan “la seguridad del abastecimiento” de petróleo y a la “economía mundial”. Además, ataques con drones reivindicados por los rebeldes hutíes de Yemen provocaron el cierre de un gran oleoducto el martes en Arabia Saudita. Esos ataques se produjeron al día siguiente de unos misteriosos sabotajes de cuatro buques en aguas del Golfo denunciados por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Es importante “enfrentar a las entidades terroristas que cometen estos actos de sabotaje, en particular las milicias hutíes apoyadas por Irán en Yemen”, afirmó el ministro saudita de Comunicación, Turki Al Shabanah, después de una reunión del gobierno presidida por el rey Salmán.

Arabia Saudita, principal rival de Irán en Oriente Medio, interviene militarmente en Yemen desde 2015 junto a los Emiratos en apoyo de las fuerzas gubernamentales en guerra con los rebeldes hutíes.

Amenaza de Irán.

Estados Unidos envió a la región un portaaviones y varios bombarderos B-52 respondiendo a presuntas amenazas iraníes.

Elevando el tono, el ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, amenazó ayer a Estados Unidos e Israel. Irán “superará esta delicada situación” y hará que “el frente estadounidense-sionista saboree de nuevo el amargo sabor de la derrota”, dijo el ministro. Según Hatamí, aunque Irán está sometido a un embargo armamentístico, no ha escatimado esfuerzos en el desarrollo de sus capacidades defensivas y disuasorias.

En tanto, el presidente Donald Trump dijo estar “seguro de que Irán querrá hablar pronto” con Estados Unidos.

Trump desmintió así en Twitter “disputa interna” en el seno de su administración sobre su “política firme en Oriente Medio”. “Las opiniones diferentes se manifiestan y yo tomo la decisión final y definitiva, es un proceso muy simple”, añadió.

Retiro de Irak

Estados Unidos ordenó ayer miércoles el retiro de su personal diplomático no imprescindible de la embajada en Bagdad, en Irak, y del consulado en Erbil por “una amenaza inminente” en “conexión directa con Irán”. Horas después del anuncio, uno de los funcionarios del Departamento de Estado se refirió a “las milicias iraquíes bajo el mando y control de la Guardia Revolucionaria de Irán”, el ejército ideológico de la República Islámica de Irán, como una amenaza “real”.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, realizó la semana pasada un sorpresivo viaje a Bagdad para fortalecer los lazos con Irak.

Pompeo dijo entonces a periodistas que había hecho el viaje por una “escalada de la actividad” de las fuerzas iraníes y afirmó que la amenaza de ataques era “muy específica”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)