Según la OMS

Yerba mate también está en la lista negra

En mayo de este año, se difundió que el mate caliente, infusión que forma parte de la cultura uruguaya, forma parte de los probables cancerígenos según la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El consumo per cápita de yerba mate en Uruguay es el más grande del mundo.

La salió a la luz luego que decenas de afectados por la inclusión de otra sustancia (el herbicida glifosato) recordaran que el mate también está en la lista de sustancias que probablemente causan males oncológicos.

Lo cierto es que el organismo internacional puso hace tiempo al mate caliente en el grupo de riesgo 2A. En esa categoría, la IARC incluye todo aquello que es "probablemente cancerígeno para humanos".

Las razones de la inclusión no están en estudios hechos por la OMS sino en investigaciones de terceros que han dado cuenta de un riesgo de cáncer para quienes consumen la bebida caliente, como es tradicional en el cono sur (no lo indican para el caso en que se consuma fría como en Paraguay).

"Tres estudios de control en América del Sur investigaron la asociación entre tomar mate y el cáncer de esófago", señala el organismo.

"En reglas generales, las investigaciones sobre el consumo de mate y el cáncer del tracto gastrointestinal superior sugieren una fuerte asociación", agrega.

La Revista Panamericana de Salud Pública difundió años atrás un artículo titulado "Cáncer y consumo de yerba mate: revisión de posibles asociaciones" (2009).

El trabajo, realizado por un científico uruguayo, otro argentino y otro italiano, indica que "varios estudios epidemiológicos parecen respaldar el papel de las bebidas calientes de mate en el aumento del riesgo de cáncer de esófago, laringe y cavidad bucal".

"La temperatura podría influir al dañar la mucosa o acelerar algunas reacciones metabólicas, entre ellas con algunas sustancias carcinogénicas del tabaco y el alcohol", agrega.

Sin embargo, seguidamente se indica que "no obstante, no se encontraron estudios robustos de casos y controles basados en la población sobre el consumo de mate como factor de riesgo de cáncer". Y que "se requieren más investigaciones antes de establecer definitivamente el riesgo de cáncer asociado con alguna de las diversas formas de consumo de mate".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados