vea la fotogalería

WTC: la escalera hacia el cielo

El World Trade Center cuatro (WTC4), el edificio privado más alto de Uruguay, está vendido en un 95% y ocupado en un 45%. Cuenta con un sistema de seguridad único en el país y los ascensores más rápidos de Latinoamérica.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto:Francisco Flores
Foto:Francisco Flores
Foto:Francisco Flores
Foto:Francisco Flores
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Foto: Leonardo Carreño
Recorrida por la torre IV del World Trade Center. Foto: Leonardo Carreño
Recorrida por la torre IV del World Trade Center. Foto: Leonardo Carreño

El edifico de 40 pisos y plantas de 850 metros cuadrados se divisa fácilmente desde diferentes puntos de Montevideo y destaca entre las construcciones que lo rodean. Es parte integrante del complejo World Trade Center (WTC), está vinculado a las torres uno, dos y tres ya construidas y a la torre World Trade Center Free Zone. Su construcción llevó tres años y la inversión rondó los US$ 70 millones.

El edificio está servido por dos baterías de ascensores. Una de ellas cuenta con ascensores que viajan a 3,5 metros por segundo y recorre del subsuelo al piso 27. La otra batería va de la planta baja hasta el piso 27 y de allí al piso 40. Esos ascensores viajan a cinco metros por segundo y son los mas veloces instalados en América Latina.

"En general los ascensores son el talón de Aquiles de cualquier edificio y son absolutamente fundamental para su funcionamiento", dijo el arquitecto Ernesto Kimelman, quien junto a David Flom es responsable del proyecto.

Explicó que se trata de ascensores inteligentes de segunda generación. "Los ascensores históricamente preguntaban en general si el usuario va para arriba o abajo y así evitar que los que están bajando se detuvieran si el usuario va para arriba. Estos preguntan a qué piso va, el sistema hace un calculo y designa el ascensor que más rápido lo llevará a destino".

Relató que si el sistema indica por ejemplo el ascensor cinco, se abre el ascensor cuatro y el usuario entra a ese aparato, el sistema lo penaliza porque dentro de los ascensores no hay botonera y la persona tiene que esperar que llegue al piso que indicó otro individuo, bajarse y volver a solicitar ascensor.

En caso de emergencia, el usuario también puede comunicarse con el centro de control del WTC a través de un intercomunicador instalado en cada ascensor.

"Es un sistema novedoso y muy útil porque optimiza en 20% el tiempo de espera de los ascensores", dijo Kimelman. Agregó que hay también un ascensor de servicio que atiende todos los pisos y es para uso de personal de servicio y deliverys.

Kimelman afirmó que la seguridad es una de las fortalezas del edificio y que no hay otro si milar en el país. "El sistema de seguridad es sofisticado, hay una sala de control donde confluyen todos los sistemas del edificio, a su vez conectada con la sala de control del complejo WTC, con lo cual todo el sistema de seguridad se potencia recíprocamente", dijo.

Tecnologia de Punta.

Igualmente se analiza aumentar los controles de ingreso con tecnología de punta. Hay cámaras y detectores de humo en todo el edificio, incluido el garaje. Los visitantes tienen que registrarse en la recepción para poder ingresar, los locatarios tienen una tarjeta inteligente que lo identifican y las barreras de ingreso son de última generación pudo observar El País en una recorrida que realizó con Kimelman y el gerente de operaciones Román Dabezies.

El edificio está pensado para actividad laboral y no residencial. Si bien no hay limitaciones para el perfil de las empresas que se instalen, en general se trata de multinacionales importantes, que tienen una actividad muy intensa a nivel nacional e internacional y que ocupan varios pisos. Entre ellas Basf, Tenaris, laboratorio Roche y Banco Itaú. También, a fines de diciembre del año pasado, la embajada de Israel se trasladó al edificio. Los ambientes de trabajo son en general amplios, con diseños modernos y espectaculares vistas de la ciudad y la costa. Unas 1.100 personas trabajan diariamente allí, número que crecerá en la medida que continúan instalándose otras empresas.

"Algún ejecutivo podrá venir a pasar una noche si la mujer lo echa y no mas que eso. El edificio no está pensado para eso, no hay cocinas ni tampoco se autorizaría. Este es un edificio dedicado a la actividad laboral y no residencial. Son edificios diferentes, tienen un funcionamiento, una lógica, servicios y una seguridad diferentes", dijo Kimelman.

El edificio tiene una sala de conferencias con capacidad para 90 personas y los locatarios del edificio pueden usar el auditorio del WTC que tiene capacidad para 200 personas.

"La premisa es que el edificio está emergiendo del agua", explicó Kimelman. Por eso en breve prevén que esté en funcionamiento un sistema por el que agua cae en planos inclinados de parte del edifico y en la planta baja un sector se transforme en una pequeña laguna de la que parece que surge el edificio. Ya se hicieron pruebas en ese sentido y se ajustan detalles.

El edificio cuenta con amplios garajes con capacidad para 482 vehículos. Tiene previsto lugar para autos de personas con discapacidad y estacionamiento de bicicletas. Hay un lugar de ingreso para proveedores, un sector de clasificación de residuos.

INTERIOR Y EXTERIOR DE LA TORRE

Controles. Punto fuerte del edificio.

La seguridad es uno de los puntos fuertes del edificio. Cuenta con barreras de ingreso de última generación, cámaras y detectores de humo en todos los pisos —incluido el garaje— y una sala de control de todos los sistemas del edificio.

Servicios. Sala de máquinas.

Los sistemas de aire acondicionado del edificio se alimentan de una fabrica de agua helada ubicada en la propia construcción. También cuenta con generadores que proveen de energía para servicios prioritarios en caso de apagón.

Paisaje. Cargado de vistas privilegiadas.

El World Trade Center 4, con sus 125 metros y 40 pisos, es notoriamente más alto que los magníficos edificios que lo rodean. La vista de zonas de la ciudad y de la costa montevideana desde la mayoría de sus pisos es privilegiada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados