DISCUSIÓN POLÍTICA

Sin votos en el Senado para censurar a Bonomi

Oposición volverá a pedir su renuncia pero será confirmado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Interpelación al ministro del Interior Eduardo Bonomi. Foto: Fernando Ponzetto

Pura formalidad. Así será la sesión del Senado esta tarde, en la que se considerará y votará una moción para abrir el proceso de censura previsto en la Constitución para el ministro del Interior Eduardo Bonomi, consecuencia de la interpelación del jueves 27.

La moción quedará en intenciones porque el Frente Amplio no dará sus votos. En cambio sí la apoyarán los partidos Nacional y Colorado y el senador Daniel Bianchi, del partido que está por formar el empresario Edgardo Novick. Aunque es crítico con la política de seguridad pública y es partidario de un alejamiento del ministro Bonomi, el senador del Partio Independiente Pablo Mieres no firmó la moción de censura.

Es la tercera vez que la oposición trata de aprobar una moción de censura contra Bonomi, en sus casi siete años en el ministerio del Interior, y la tercera que otra vez fracasará.

La instancia del jueves 27 fue extensa, de 17 horas de duración. Más allá del previsible debate sobre la gestión del gobierno en materia de seguridad, el cruce de las cifras de rapiñas y homicidios y los planes futuros, buena parte de la instancia estuvo dominada por la situación de inseguridad en el fútbol y los vínculos de la diputada Susana Pereyra (MPP), esposa de Bonomi, con los barrabravas de Peñarol en la tribuna Ámsterdam del Estadio Centenario.

Hubo prácticamente ocho horas de intercambio entre el senador interpelante, Pedro Bordaberry, y Bonomi, sin intervención de otros senadores, donde el tema casi excluyente fue la situación del fútbol.

Mieres cuestionó en la sesión varios aspectos de la política de seguridad: pidió un mayor combate a los "mayoristas del delito" que compran mercaderías robadas y una redistribución de las seccionales que no se adecuan a la geografía del delito. Además exigió que la Policía vuelva a los escenarios deportivos y en particular a las canchas de fútbol porque su función es "combatir el delito donde se produce".

Aunque admitió la existencia de problemas de seguridad, el senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), Ernesto Agazzi, defendió lo actuado por el Ministerio del Interior en la materia y pidió separar la política de seguridad ciudadana de los hechos puntuales de inseguridad.

"A mí no me gusta vivir con estos niveles de violencia" admitió el senador oficialista y subrayó que para bajarlos es necesario "construir ciudadanía", dado que atribuyó la inseguridad actual a la "exclusión, marginación y fragmentación social y territorial" que existen. Hizo hincapié en que los hechos de inseguridad "evidencian problemas de integración de la sociedad" que tiene "nuevos códigos", como la "desconfianza" y el "individualismo".

En tanto, el nacionalista Jorge Larrañaga se centró en un sinfín de críticas contra Bonomi y su gestión. También apuntó contra el presidente Tabaré Vázquez, y acusó al gobierno de mantener al ministro en su cargo por cuota política.

Además, le pidió al senador y expresidente José Mujica, que libere al mandatario para que pueda sacar a Bonomi —que es del MPP igual que él— del cargo. De todos modos es un hecho que Vázquez no removerá al ministro

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)