La despedida del año de Mujica

Volvieron los asados del Quincho con Calloia entre los invitados

A la despedida de Mujica asistieron políticos, diplomáticos y empresarios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Con 100 invitados, Mujica despidió el año en el Quincho de Varela.

José Mujica despidió el año con un asado en el Quincho de Varela, ubicado a unos 200 metros de su chacra de Rincón del Cerro, donde asistieron más de 100 invitados, entre ellos el expresidente del Banco República, Fernando Calloia, y el embajador de Venezuela, Julio Chirino.

El encuentro de camaradería, organizado por el dueño del establecimiento, Sergio Varela, se realizó el jueves a la hora 20 y se extendió hasta pasada la medianoche. El asado alteró la tranquilidad de Rincón de Cerro, donde habían estacionados más de 30 autos. Entre ellos, el Fusca celeste de Mujica que se hizo conocido en todo el mundo y por el cual un jeque árabe ofreció un millón de dólares, aunque la venta no se concretó. El intenso calor hizo que los invitados optaran por salir al patio de la residencia, donde se instaló una mesa principal en la que estaban sentados Mujica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky, acompañados de integrantes de la familia Varela.

En el patio charlaban informalmente el embajador de Venezuela y Calloia, quien debió renunciar a la presidencia de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) cuando se confirmó su procesamiento por el caso Pluna. La ministra de Industria, Carolina Cosse (MPP), lució un look casual y compartió mesa con la senadora Ivonne Passada (MPP).

Además asistieron al evento el exministro de Industria, Roberto Kreimerman (PS), el intendente de Canelones Yamandú Orsi (MPP), el presidente de OSE Milton Machado (lista 711), el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos Daniel Montiel (MPP), el alcalde Gabriel Otero (MPP), el senador suplente Lauro Meléndez (MPP) y el diputado Alfredo Fratti (Espacio 609). Además de numerosos empresarios amigos de Mujica de las más diversas ramas, dijeron a El País participantes de la celebración.

Los ausentes fueron el ministro del Interior Eduardo Bonomi (MPP) y su esposa, la diputada Susana Pereyra (MPP).

Tampoco estaba el exprosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, por encontrarse en Washington, donde cumple funciones como asistente del excanciller y secretario general de la OEA, Luis Almagro.

El menú fue asado de vaca y cordero a la parrilla acompañados de ensalada. Para tomar había distintas clases de vino y refrescos. De postre se sirvieron los clásicos alfajores de las Sierras de Minas.

Invitados al encuentro consultados por El País, dijeron que se trató de una despedida de año "muy informal", en la que no hubo ningún mensaje político de Mujica.

El Quincho de Varela fue uno de los sitios principales de reunión durante la presidencia de Mujica. Por allí pasaron una colección de políticos y empresarios, diplomáticos y figuras del espectáculo. Las reuniones variopintas incluyeron como invitados al empresario naviero Juan Carlos López Mena, la exembajadora de Estados Unidos en Uruguay Julissa Reynoso, el artista plástico Martín Sastre, el murguista José Morgade, el boxeador Caril Herrera, y Gustavo Torena, más conocido como "El Pato Celeste".

Las invitaciones corrieron por cuenta del anfitrión, es decir Varela y una de sus hijas. Los primeros asados en el Quincho de Varela se hicieron hace más de 15 años, cuando Varela (comerciante de la zona de Rincón del Cerro) comenzó a organizar encuentros todos los 1° de mayo, para celebrar el Día de los Trabajadores y agasajar a la directiva de Cambadu.

El lugar favorito para reuniones mujiquistas.

Si hay un lugar donde los mujiquistas se sienten a gusto es en el Quincho de Varela. Por allí pasaron la mayoría de los amigos del senador José Mujica (MPP), incluido el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en el año 2007.

Uno de los últimos eventos que tuvo lugar allí, además del encuentro de fin de año celebrado el pasado jueves 10, fue el asado que se hizo en agosto para despedir al exministro Luis Rosadilla (CAP-L), quien viajó al exterior para trabajar como asesor del secretario general de la OEA, Luis Almagro. Allí se reunieron con los ministros Eleuterio Fernández Huidobro (Defensa) y Eduardo Bonomi (Interior). En tanto, en febrero de este año —cuando Mujica era todavía presidente— fue invitado al Quincho de Varela el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados