Netto ocupa el cargo que Mujica le pidió al presidente Vázquez

La visión del Codicen le ganó al "cambio de ADN"

Ya no daba para más. Los roces entre el subsecretario y el director nacional de Educación con las autoridades del Codicen eran constantes. Es que el presidente Tabaré Vázquez puso a los dos técnicos encargados de llevar adelante el "cambio de ADN" en la enseñanza, Fernando Filgueira y Juan Pedro Mir, en un sitio donde "tenían las manos atadas", dijeron a El País fuentes del MEC.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Radicamos la denuncia ante la Justicia, e intervino Delitos Económicos", dijo Netto.

En tanto, el Codicen, el gobierno real de la educación y con autonomía, está comandado, como lo estuvo durante los últimos años del gobierno de José Mujica, por Wilson Netto, un jerarca que cuestiona varios puntos del programa frenteamplista, como lo que tiene que ver con la creación de un marco curricular común de los 3 a los 17 años.

La permanencia de Netto en ese lugar no fue casualidad. El suyo fue el único cargo que el expresidente José Mujica le pidió a su sucesor, Vázquez, tras la elección. Y lo cierto es que el mandatario y Netto han mantenido hasta ahora una muy buena relación, según han señalado fuentes del Frente Amplio a El País.

El plan ahora, es que los jerarcas que lleguen a ocupar los cargos de secretario y director nacional en el MEC estén más en sintonía con las ideas de Netto que a los "cambios de ADN" que prometió el programa del Frente Amplio.

En el medio quedó la ministra María Julia Muñoz, que en este tiempo intentó articular, sin éxito entre las dos partes.

"Si sigue hablando, me voy", le dijo Netto a la ministra durante el acto que se llevó a cabo hace unas semanas, en las que se presentó el mentado "ADN de la educación". Se refería, según consignó el semanario Búsqueda, a Fernando Filgueira, que estaba hablando sobre la creación de un marco curricular común.

La semana pasada, un audio de Mir hablando en un plenario del Frente Líber Seregni, terminó con el pedido de renuncia por parte de la ministra al funcionario —quien lo hizo cumpliendo una orden del presidente Vázquez—. El exdirector fue castigado por señalar que no había "condiciones" en el "gobierno de la educación" para instrumentar los cambios que se habían prometido durante la campaña electoral. En su carta de renuncia, Mir enumeró esos cambios que él y Filgueira piden. Los planteos son: "Construir un Marco Curricular Común para la enseñanza de 3 a 17 años que dé coherencia didáctica, pedagógica y curricular a los diferentes sistemas y permita la transición entre ellos del conjunto de niños y jóvenes"; "apostar a la dignificación de la profesión docente, que se evidencia en las retribuciones salariales justas, pero además en la promoción de una carrera que promueva la formación permanente, el desempeño creativo y comprometido y la revalorización social de este oficio fundamental" y "atacar la segregación educativa, uno de los rostros más duros de la fragmentación social, trabajando para que todos los niños y jóvenes asistan a instituciones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados