Con escopetas, los siete ladrones se llevaron $ 2 millones; pase librepor paro

Violento y veloz asalto a peaje de Pando

Los relojes de los delincuentes estaban sincronizados. A las 2:50 en punto de la madrugada del día de ayer dos autos pararon, uno de un lado (viniendo hacia Montevideo) y otro del otro (yendo rumbo a Pando) en el peaje del kilómetro 34,200 de la Ruta Interbalnearia. Del primero bajaron tres encapuchados y del segundo dos. Todos ellos armados con escopetas. Los conductores, en tanto, se quedaron en sus asientos listos para huir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Autos paraban ayer en el peaje y tardaban en entender que no tenían que pagar. Foto: F. Flores.

Unos redujeron al guardia 222 que cuidaba el lugar. Fue cuestión de segundos. Los otros, en tanto, más violentos, dispararon contra la garita donde estaba ubicado un agente de Policía Caminera. Los tiros rompieron dos vidrios. El agente salió con las manos en alto. Le agarraron las manos y le colocaron las esposas que previamente le sacaron al agente 222. Y a este también le robaron su arma reglamentaria, una 9 mm,

Uno de los hombres, "el más violento", según contaron los sindicalistas del peaje de Pando, fue a buscar a una de las cobradoras que estaba en uno de los cubículos y la arrastró de los pelos unos 10 metros hasta llegar a las oficinas. Forzaron la puerta, entraron, le pusieron el caño de una de las escopetas en la cabeza y le dijeron que revele la ubicación de la caja fuerte. Ella contestó. La abrieron a golpes y guardaron los dos millones de pesos que estaban dentro, corrieron hacia los autos y se fueron.

Desde que iniciaron el robo hasta que se fueron pasaron apenas cuatro minutos. No dejaron rastros. La Policía no sabe nada de ellos.

Este es el relato de varios trabajadores del sindicato con los que habló El País. El parte policial de la Jefatura de Canelones advierte, en tanto, que eran "ocho o nueve personas" y que "viajaban en tres autos".

Si no puede ver la imagen haga click aquí

Peaje abierto.

A partir de las tres de la mañana el peaje de Pando quedó abierto y así seguirá al menos hasta la tarde del lunes, cuando los trabajadores tengan otra asamblea, a las 19 horas. Antes, a las 14 horas, se reunirán con autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y de la empresa Ciemsa, que regentea el peaje.

Ayer las partes ya se vieron las caras. Tuvieron un encuentro que comenzó a las 13 horas y se extendió hasta pasadas las 15. Pero no lograron ponerse de acuerdo. Desde afuera, incluso, se llegaron a escuchar unos gritos. "A mí no me vas a hacer callar", espetó una mujer.

Lo que el sindicato quiere es, por lo menos, dos policías más: otro 222 y otro de la Caminera. Pero el reclamo no es de ahora. Ya hace más de un año que los trabajadores piden esto sin que sus voces causen ningún eco en la empresa, la cual no quiso hacer declaraciones. "Esta es la gota de rebasó el vaso", advirtió en declaraciones a El País el presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca), Faustino Rodríguez, que participó de la reunión con el Ministerio y Ciemsa, y es el vocero de los trabajadores ante la prensa.

"Nosotros estamos pidiendo más garantías para los trabajadores. Esto no es un tema de ahora. Hace un año y medio que venimos pidiendo más seguridad en los peajes", añadió Rodríguez.

El líder sindical, además, advirtió que los trabajadores que estaban en el peajes están siendo atendidos psicológicamente y que muchos temen regresar a sus puestos. En tanto, uno de los representantes de Policía Caminera que pidió no ser citado, y que también participó de la reunión con el MTOP, la empresa y el sindicato, sostuvo a El País que el agente que trabajó en la madrugada de ayer y fue esposado "no está seguro" de aceptar volver a desempeñarse en el lugar y evalúa la posibilidad de pedir un traslado.

Rodríguez, por otra parte, reconoció que "si no hay una solución", existe la posibilidad de ampliar el paro a los otros peajes que hay en el país.

Pierden 240 mil pesos por hora

Es viernes. Son las 16:49 horas. En el peaje del kilómetro 34,200 se pasa sin pagar. Algunos conductores se sorprenden. Transitan lento, como temerosos de estar haciendo algo mal. Pasan y pasan. De un lado y del otro. Pero sobre todo rumbo a Pando. Ahora ya son las 16:51 horas. Fueron solo dos minutos. Y en este tiempo pasaron 123 autos de un lado y del otro. Esta cifra multiplicada por 65, que son los pesos que debe pagar cada coche para atravesar el peaje, son 7.995 pesos. Esto equivale a 239.850 pesos por hora y 5.756.400 pesos por día. Las pérdidas de la empresa Ciemsa, que regentea el peaje, por el paro del sindicato, serán millonarias.

Y a todo lo que la firma se pierda de cobrar este fin de semana, hay que sumarle los dos millones que se llevaron los delincuentes de la caja fuerte. Es que es época de zafra para los peajes del país. En la tarde del primero de enero, el tránsito estaba trancado en el peaje de Pando, con una cola de unos 6 kilómetros de autos que esperaban para pagar y pasar. Ayer no había filas ni embotellamientos, gratis pasaban de un lado para otro como si el peaje no existiera, solo el tránsito se trancaba por unos segundos cuando algún timorato frenaba temeroso de estar haciendo algo mal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)