El peor desenlace

Vieron al niño asesinado con adolescente detenido

Profunda conmoción en Neptunia Norte por otro crimen.

En la zona: la Policía, bajo una intensa lluvia y tormenta eléctrica, “peinó” el lugar. Foto: Fernando Ponzetto
En la zona: la Policía, bajo una intensa lluvia y tormenta eléctrica, “peinó” el lugar. Foto: Fernando Ponzetto

El peor presentimiento se cumplió y ahogó todas las esperanzas. El cuerpo del niño Inti Nahuel Lois Peragallo, de 8 años de edad, fue localizado a la hora 18:20 de ayer en un monte ubicado dentro de un extambo en Pinamar Norte , según confirmaron anoche a El País la fiscal de Atlántida, Darviña Viera y el jefe de Relaciones Públicas de la Jefatura de Canelones, comisario Hugo Saracho.

La Policía detuvo a un adolescente como principal sospechoso del crimen. En un principio, los investigadores trabajan sobre la hipótesis del hurto como móvil del homicidio, pudo saber El País. Con el correr de las horas de indagatorias en la Fiscalía de Atlántida, esa causa de la muerte quedó descartada. No trascendió aún el móvil del crimen.

Varios testigos interrogados por la fiscal Viera observaron al adolescente y al niño circulando por las calles sin asfaltar de esa zona balneario.

El joven detenido fue ingresado ayer en un centro transitorio del Instituto Nacional de Inclusión Adolescente (Inisa) y quedó disposición de la fiscal Viera y de la División Homicidios de la Jefatura, según indicó Saracho a El País.

El niño, que vestía camiseta de fútbol de Barcelona, bermudas de jean blancas y championes Adidas, había salido de su casa en bicicleta cerca del mediodía del viernes pasado y no volvió. La familia aseguró a la Policía que el menor fue a un almacén que queda a unas tres cuadras de su domicilio.

Al notar que el niño no retornaba a su hogar la familia presentó una denuncia ante la seccional del lugar.

Foto: Fernando Ponzetto
Más de 60 efectivos policiales de Canelones y la Guardia Republicana buscaron al niño. Foto: Fernando Ponzetto

La Policía montó un importante operativo para realizar la primera etapa de la búsqueda, a la que también se sumaron vecinos y familiares del menor.

De acuerdo a los primeros datos, el hallazgo del cuerpo se produjo a casi cinco kilómetros de la zona en la que el niño había desaparecido.

Se trata de un lugar en que se estuvo trabajando durante varias horas en la tarde de ayer. Unos 60 policías de diversas reparticiones, con apoyo del plantel de perros y guardia montada, llegaron al lugar siguiendo pistas surgidas tras tomar declaraciones a testigos.

Los vecinos contaron 10 móviles desplegados en el lugar del hecho, entre los que se pudo ver una tanqueta de la Guardia Republicana y un helicóptero.

En horas de la tarde de ayer la madre del niño, Bárbara Peragallo, declaró a Canal 12 que una vecina vio a un joven de unos 18 años de edad que llevaba dos bicicletas, una de ellas era la del niño desaparecido.

“Ese muchacho ya había estado en mi casa y le dijo al padre de mi nene, que había estado con Inti (mi nene) y que quiso venderle la bicicleta. El chico fue detenido, en averiguaciones”, contó la mujer durante el momento en que se estaba realizando la búsqueda.

En caso de que la Fiscalía resuelva imputar al menor, la audiencia de formalización será de carácter oral aunque no pública, como sucede en el caso de los mayores. Anoche, antes de ser trasladado a la dependencia del Inisa, el joven prestó declaración en su domicilio.

Hallazgo.

Lo primero que pudo localizar la Policía fue la pequeña bicicleta del niño. Estaba a pocos metros de un antiguo tambo que ya no funciona. Minutos después, se ubicó a unos 20 metros el cadáver de la víctima.

Posteriormente, se presentó la médico forense para realizar la primera evaluación.

Anoche, al cierre de esta edición, decenas de funcionarios policiales empapados seguían trabajando en la zona para poder contar con la evidencia que permita a la fiscal presentar una acusación. Se hizo un rastrillaje que abarcó unos 500 metros desde el lugar de la localización del cadáver.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

El terreno donde apareció el cuerpo es boscoso, hay chircales y cañadas que impiden el movimiento. Las lluvias de ayer anegaron las calles de ingreso que no tienen iluminación.

A lo largo de la calle 44 de Neptunia Norte se puede ver un conjunto de construcciones dispares. Hay viviendas hechas con costaneros, otras con bloques sin revoque y algunas con otro tipo de materiales.

Distintos vecinos consultados por El País dijeron que en el barrio se han producido varios robos en los últimos tiempos. Por otro lado, se pudo saber que se han establecido en la zona personas provenientes de distintos departamentos del país. Algunas de ellas ocupan parcelas que compran a precios bajos sin la documentación correspondiente.

Todos los vecinos hicieron saber su consternación por el crimen y pidieron justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos