LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Se viene

Los tiempos que vienen no serán fáciles. ¿Las cosas se pueden complicar? Sí. Y algunos, digámoslo claramente, apuestan a ello. Sólo piensan en volver al poder.

Sesión de la Cámara de Diputados por la Ley de Presupuesto. Foto: Francisco Flores
Sesión de la Cámara de Diputados por la Ley de Presupuesto. Foto: Francisco Flores

Piden. Todos piden. Quieren mantener “todo lo conquistado” en 15 años en el poder. Que no se toque nada. Pero eso no es todo. También quieren más. Más partidas presupuestales. Más recursos de los que ellos mismos asignaron en tiempos de vacas gordas. Más beneficios. Y que, aunque el mundo se caiga a pedazos, nadie pierda salario. Como se decía en mis tiempos, la chancha y los cuatro reales.

Saben mejor que nadie que lo que reclaman no es posible. Que la pandemia ha devastado la economía mundial. Que a Uruguay no le será fácil salir de esta pesadilla. Y que ellos mismos, con tres lustros de pésima administración de los dineros públicos, volvieron impostergable un ajuste de las cuentas públicas.

Pero a ellos no les interesa. Ellos piden. Reclaman todo. Incluso lo que ellos mismos, en tiempos de bonanza, no concedieron. Tienen claro que no hay forma de obtener lo que exigen. Y por eso mismo lo hacen. Porque saben que hay un gobierno que va a actuar con responsabilidad. Que va a hacer lo que hay que hacer para atravesar esta tempestad. Y porque eso les va a permitir a ellos salir a la calle. Recuperar la épica de la lucha. Volver a pintar muros llamando a una revolución que, cuando fueron gobierno, no hicieron.

Los tiempos que vienen no serán fáciles. ¿Las cosas se pueden complicar? Sí. Y algunos, digámoslo claramente, apuestan a ello. Sólo piensan en volver al poder. Y lo van a intentar de la única forma en que saben hacerlo. Generando descontento social. Confrontando en las calles. Juntando firmas contra lo que sea con tal de tener a su gente movilizada. Oponiéndose a todo. No transando en nada. Y subiendo, cada vez más, el tono de la confrontación.

La coalición político-sindical conformada por el Frente Amplio y el Pit-Cnt, queda claro, va por todo.

¿Y la coalición multicolor?

¿Está preparada para lo que se viene?

¿No debería tener, como han planteado colorados y cabildantes, un ámbito de coordinación permanente y aceitado que solidifique ese bloque?

¿Va a dar la lucha de ideas?

¿Le va a recordar a que tanto demandan que fueron ellos mismos los que, durante quince años en el poder, gastaron hasta lo que no había y no dejaron un peso para casos de crisis?

¿En qué están las auditorías? ¿No es precisamente este el momento de dar a conocer a la ciudadanía toda la forma en que los que ahora reclaman plata para todo y para todos administraron, cuando fueron gobierno, el dinero de los contribuyentes?

¿No es tiempo de llamar a responsabilidad a quienes gastaron mal los dineros que hoy harían tanta falta para atender esta emergencia?

¿No es hora de dar los nombres, de difundir cada caso, de hablar en plata y sin tapujos, y de llamar a cada una de esas personas a responsabilidad, tanto a nivel judicial como político?

El presidente debe gobernar. La coalición, ¿no debe ya mismo sentarse a pensar cómo va a enfrentar lo que se está gestando para impedirle avanzar en las reformas que el pueblo votó y desalojarla del poder en cuatro años?

Más de la mitad de los uruguayos, que votaron por un cambio, lo están demandando. A no olvidarlo.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados