ADIÓS A LOS 60 AÑOS

La vida y vocación de Tito Mastandrea

Ingresó a la Redacción de El País y de Mundocolor el 4 de agosto de 1976, por una oportunidad que le abrió el Dr. Washington Beltrán Mullin, al advertir la vocación, que después se transformó en pasión, que Tito tenía por el periodismo.

Tito Mastandrea. Foto: Marcelo Bonjour
José "Tito" Mastandrea. Foto: Marcelo Bonjour - archivo El País 

El diario El País y todo el ámbito del periodismo de deportes sufrieron esta noche el impacto de la partida física de José Mastandrea, conocido por todos con afecto como Tito, a los 60 años de edad, después de luchar con conmovedor valor contra un cáncer, que no logró abatir el espíritu optimista y jovial que definió su personalidad.

Ingresó a la Redacción de El País y de Mundocolor el 4 de agosto de 1976, por una oportunidad que le abrió el Dr. Washington Beltrán Mullin, al advertir la vocación, que después se transformó en pasión, que Tito tenía por el periodismo.

Sus inicios fueron colaborando con el Archivo de Fotografía que atesoraba desde las imágenes más antiguas hasta los nuevos registros de la realidad nacional y del mundo y escribiendo las primeras notas sobre fútbol.

A medida que se dedicó a hacer análisis de los partidos del Campeonato Uruguayo, así como a realizar entrevistas e incursionar en la búsqueda de noticias, expuso un estilo con visión aguda para el comentario e incisiva para revelar diversidad de situaciones del mundo futbolístico. Después de afianzarse en la cobertura del fútbol uruguayo, accedió a los acontecimientos internacionales, como enviado de El País a la disputa de la Copa América, partidos de Peñarol y Nacional por la Copa Libertadores, así como al Mundial de Brasil 2014, donde siguió la trayectoria de la Celeste y reflejó con su certera apreciación los hechos más relevantes de esa contienda que concita la atención de todo el planeta.

Asimismo, su enfoque y permanente búsqueda de hechos llamativos, significativos y polémicos del fútbol lo llevaron a exponer todo ese caudal en la sección Dr. Chisme, en la edición dominical de Ovación y en la columna Desde el Arco, cuyo título no es casualidad porque Tito había actuado en ese puesto como juvenil en Bella Vista y después en Cerrito.

En su columna en El País recordó el pasado 4 de agosto la fecha que le permitió hacer realidad su sueño de adolescente.

Decía: “Hoy no es un día más para mí. Hace 43 años cambiaba mi vida y encontré el amor en una profesión que siempre quise ejercer. Hasta que la muerte nos separe”.

Su sueño fue el nuestro y así lo recordamos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados