LA RELACIÓN DEL GOBIERNO CON LA OPOSICIÓN

Otra vez contra los medios, el nuevo "partido de oposición"

Vázquez dijo que Sendic está afectado porque recibió un “castigo grande”.

Aun año de haber asumido la Presidencia, Tabaré Vázquez reconoce que está en una "situación compleja". No logra remontar la alta desaprobación a su gestión, tiene una mala relación con la oposición y ahora la emprende contra los medios de comunicación, que según él se han convertido en "un partido de oposición".

"Lo que le voy a decir va a despertar un escandalete pero debo decirlo. Algunos medios se han convertido en eso, en un partido de oposición. No sé si sustituye a la oposición, pero si hay un medio que constantemente le pega al gobierno, le pega por esto y por aquello y le sigue pegando todos los días y minimiza los resultados positivos, ¿qué podemos pensar de esto?", afirmó Vázquez en una entrevista con Caras y Caretas.

En 2006, durante su primer gobierno, Vázquez ya había identificado a una serie de medios como "opositores". En la lista incluyó a las radios Sarandí, El Espectador y Montecarlo, los canales privados 4 y 10, al semanario Búsqueda y a los diarios El Observador y El País.

La posición del presidente coincide con la declaración del Plenario del Frente Amplio del sábado 5, donde tras el episodio de la licenciatura del vicepresidente Raúl Sendic se acusó a la oposición y a la prensa de hacer campaña para "debilitar" la democracia.

En la entrevista Vázquez volvió a defender a su vicepresidente tras la polémica por el título de licenciado en Genética Humana, al afirmar que Sendic recibió "un castigo muy grande" de parte de los medios de comunicación. "Cómo uno puede no estar afectado cuando recibe un castigo como el que él recibió (…). Yo también he recibido castigos muy fuertes. A cualquier persona con un poco de sensibilidad, y Sendic la tiene y mucha, un castigo tan grande lo debe afectar porque las personas no somos islas, tenemos familia, tenemos amigos y sufren mucho, créame", aseguró.

Además de estar molesto con los medios, Vázquez está preocupado por el mal clima que tiene su gobierno con la oposición. La relación pasa por su peor momento y el propio mandatario reconoció una "situación compleja", en una reunión con senadores del Frente Amplio realizada el jueves 10 en la residencia de Suárez y Reyes.

Después de escuchar a un grupo de senadores oficialistas quejarse de las actitudes de blancos y colorados, Vázquez evalúa retirar a los directores de la opositores de los organismos por "destrato al gobierno", informó Búsqueda ayer.

La remoción de los directores de la oposición fue planteada por los senadores, a lo que Vázquez comentó: "Todo es posible", dijeron a El País participantes de la reunión. Vázquez dejó claro que su idea es hacer una "pausa" y tratar de mejorar la relación con la oposición, porque no quiere llegar a ese extremo.

El presidente le pasó la pelota a los legisladores al afirmar que son ellos los que resuelven con respecto a las venia, y expresó su malestar con la actitud de la oposición hacia la nueva presidenta de Ancap, Marta Jara. Blancos y colorados mencionaron dudas sobre la designación de Jara en Ancap, porque había sido gerenta general de Gas Sayago.

De todos modos, la venia de Jara fue votada por unanimidad. Vázquez consideró que el extenso currículum de Jara, una ingeniería química que fue ejecutiva de Shell, era suficientemente importante como para evadir las críticas, dijeron a El País fuentes de la coalición.

A Vázquez también le pareció un "exceso" el planteo que hizo el Partido Nacional para tratar la declaración del Plenario del Frente Amplio como un "asunto político" en el Parlamento, algo que finalmente no ocurrió porque la coalición amenazó con no votar en el Senado las venias de los directores de la oposición.

Lo cierto es que el clima se ha tornado cada vez más tenso, reconocieron a El País legisladores de todos los colores políticos. La bancada oficialista se siente "acosada" por la oposición, y acusa a blancos y colorados de poner reparos a la votación de la venia de Ignacio Berti como director de Ancap, porque ocupa un cargo de dirección en Pluna Ente. Por su parte, el Frente Amplio demora la venia de Diego Labat, el delegado de la oposición en Ancap.

"Lo veo mal".

El senador colorado Pedro Bordaberry se refirió ayer al planteo que realizó acerca de la venia de Berti, la cual dijo no podía votarse porque por ley no se puede estar en dos entes a la vez. "Creo que lo que no les gustó es que se les señalara un error (...). Yo tenía que señalar el error para que lo corrijan", advirtió Bordaberry ayer en entrevista con el programa A Diario de El País TV.

Con respecto a las críticas de Vázquez a los medios, Bordaberry dijo que "ve mal" parado al presidente. "Tiene problemas grandes, principalmente en su interna, evidentemente (José) Mujica domina el Parlamento y no lo está ayudando y echarle la culpa a los medios o a la oposición, de la forma que lo hace, no es lo mejor", opinó.

Bordaberry dijo que "correspondía" tratar la resolución del Plenario del FA en el Senado como asunto político.

Molestia por actitud de candidatos.

Tres de los cuatro candidatos a la presidencia del Frente Amplio (Alejandro Sánchez, Javier Miranda y Roberto Conde) se desmarcaron de la declaración del Plenario de la coalición de izquierda que responsabiliza a los medios de prensa y a la oposición de una operación para debilitar la democracia. El senador Leonardo De León (lista 711) dijo a El País que es un "error cuestionar una decisión del Plenario, por ser el máximo órgano de conducción del Frente". "No es bueno que compañeros que disputan la presidencia estén haciendo este tipo de cuestionamientos", enfatizó el senador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados