LOS ÚLTIMOS CHAVISTAS

Venezuela, el socio que incomoda y divide a la izquierda

El senador De León no entiende que Uruguay se pronuncie junto a Macri y a Colombia.

La crisis política que vive Venezuela, donde la oposición impulsa un referéndum revocatorio para terminar con el mandato del presidente Nicolás Maduro y la posibilidad de que se active la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), genera un nuevo choque dentro del Frente Amplio. Hoy se convocará a una sesión urgente del Secretariado de la coalición para tratar este tema.

El oficialismo se divide entre quienes defienden a Maduro de forma incondicional (el Movimiento de Participación, el Partido Comunista y parte del Partido Socialista), y el astorismo que respalda al excanciller y actual secretario general de la OEA, Luis Almagro. En esta línea se ubica el canciller Rodolfo Nin Novoa.

En una declaración conjunta con sus pares de Argentina, Chile y Colombia, Nin Novoa expresó el apoyo "a los procedimientos constitucionales, tal como el relativo al referéndum revocatorio", procedimiento que había sido solicitado por la oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La nota firmada por los cancilleres de Argentina, Colombia, Chile y Uruguay también genera discrepancias en la coalición de izquierda.

El senador Leonardo De León (lista 711) dijo a El País que "no entiende" este pronunciamiento y considera que es parte de cuestiones "que se deberían revisar".

"Hacer bloques con la Argentina de (Mauricio) Macri, con la Colombia de (Juan Manuel) Santos sobre la política internacional no lo entiendo, por eso creo que es más que oportuna una reunión del Secretariado por este tema", afirmó el legislador del sector del vicepresidente Raúl Sendic.

En opinión de De León, se debe respetar la "institucionalidad" del gobierno de Venezuela y cuestionó "las permanentes acusaciones contra el proceso electoral" de ese país. "Constantemente dijeron que iba a haber fraude y no lo hubo, hay una institucionalidad venezolana que ha sido muy transparente. El revocatorio está dentro de la Constitución venezolana y si se considera que hay que hacerlo se respetará como siempre". Con respecto a Almagro, dijo que "llama la atención" el tipo de declaraciones que hace.

Más duro con el excanciller de Mujica, el secretario general del Partido Comunista Eduardo Lorier escribió en Facebook: "Almagro topo y lo decimos no sin pena. Flechado contra Venezuela y con nota de sobresaliente en sus mandados" con lo que se afilió a la tesis de Maduro de que Almagro está vinculado "al imperio".

El diputado socialista Roberto Chiazzaro también discrepó con el rol que viene jugando Almagro como secretario general de la OEA. Entiende que "no es la persona adecuada para negociar en este momento con Venezuela debido a su relacionamiento con Maduro". Según Chiazzaro, la delegación uruguaya en la OEA quiere llevar adelante —junto con Argentina— un proyecto de declaración que apoya el diálogo para recorrer el acercamiento entre Maduro y la oposición "sin la necesidad de apelar a la Carta Democrática". Chiazzaro destacó que la carta de cancilleres firmada por Nin Novoa "avala las gestiones de la Unasur", pero la activación de la Carta Democrática "lo bloquea".

En el otro extremo, el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) se mostró "muy preocupado" por la situación en Venezuela y respaldó las acciones de Almagro. "Nos parece bien que el gobierno uruguayo junto a Argentina, Chile y Colombia plantee una alternativa que permita bajar las aguas a su cauce", afirmó. Además, expresó su solidaridad con Almagro, al que definió como una "persona de bien" y "honorable".

En la misma línea se expresó el diputado Jorge Pozzi (Nuevo Espacio). Escribió en Twitter. "mi respaldo al Sec. de la OEA Almagro. De acuerdo con la posición que tomó Uruguay en el tema de Venezuela".

Por su parte, el canciller Rodolfo Nin Novoa le dijo a radio Uruguay que "en lo del referéndum revocatorio no puede haber muchas dilaciones, creo que se necesitaba medio millón de firmas y tienen dos millones". El canciller reconoció que no está claro si Uruguay le pasará a Venezuela la presidencia temporal del Mercosur ni si se realizará la cumbre de presidentes del bloque que correspondería hacer. Aunque ratificó que Uruguay quiere entregar la presidencia "con o sin cumbre" ya sea a fines de junio o a comienzos de julio.

VENEZUELA

Chavismo ve riesgo de una invasión.

Mientras el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) debate la posibilidad de que se active su Carta Democrática para tratar la creciente tensión política en Venezuela, la canciller Delcy Rodríguez denunció que se avecina una posible intervención "incluso armada" en su país "por parte del imperio" (en alusión a Estados Unidos). Según Rodríguez, "los poderes fácticos mundiales" atacan al gobierno del presidente Nicolás Maduro y acusó de injerencia al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana (dominada por la oposición), Henry Ramos Allup, replicó que el debate en la OEA supone una derrota para el gobierno de Maduro. Destacó que el encuentro del Consejo Permanente de la OEA para discutir "la espantosa crisis de Venezuela" está dejando al gobierno de Maduro "internacionalmente desnudado".

El Consejo de la OEA aprobó ayer una resolución impulsada por Argentina y apoyado por Estados Unidos, Canadá, Brasil, México y otros países caribeños habitualmente cercanos a Venezuela como Jamaica y Dominica que pedía "identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones" en Venezuela. Fue votado por mayoría, incluso por Venezuela. La declaración exhorta a un "diálogo abierto e incluyente entre las autoridades y todos los actores políticos y sociales de esa nación para preservar la paz ".

La canciller argentina, Susana Malcorra, había marcado un matiz respecto a la postura de Almagro, al señalar que la aplicación de la Carta Democrática, "no necesariamente sirve para resolver la situación de los venezolanos". En Caracas, la oposición volvió a exigir a las autoridades electorales acelerar el control de firmas para habilitar un referendo revocatorio del mandato de Maduro, cuando el país sufre la escasez de alimentos y medicinas, y la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)