por misión electoral

Venezuela: FA cita a ministros de la Corte

El Frente Amplio consideró "un error" el comunicado de la Corte Electoral de Uruguay donde se afirma que está en riesgo la misión observadora de la Unasur para controlar las próximas elecciones en Venezuela.

Según la Corte, "si no es posible conformar la misión en tiempo y forma se considera que no debería realizarse" para "preservar la trayectoria construida a favor del ejercicio democrático".

Ayer, en la Mesa Política los sectores manifestaron su sorpresa por esta declaración adoptada por unanimidad y enviada a los distintos países que forman parte de la Unasur (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Suriname, Uruguay y Venezuela). El hecho motivó la convocatoria de los ministros frenteamplistas de la Corte (Wilfredo Penco y Pablo Klappenbach, Washington Salvo, y Walter Pesqueira) al Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio.

"El Secretariado hablará con los compañeros del Frente en la Corte a ver por qué se saca esta declaración. Se dijo que era un error no participar. Pero se les va a pedir información para saber si realmente los plazos eran tan perentorios", dijo a El País el diputado Jorge Meroni (MPP).

En tanto, en Venezuela no generó sorpresa la posición de Uruguay. Analistas políticos venezolanos dijeron a El País que el gobierno ignoró el llamado de atención que realizó la Corte Electoral uruguaya, que ocupa hoy la presidencia del Consejo Electoral de la Unasur.

"Lo que dice la Corte de Uruguay no es una sorpresa. El gobierno ha logrado que no hayan expectativas en que se haga un proceso de observación internacional serio de las elecciones", señaló a El País Luis Vicente León, expresidente de la consultora Datanálisis.

En los mismos términos opinó el analista José Guerra. "El gobierno venezolano no acepta ninguna observación internacional. Sencillamente ellos hablan de acompañantes y no de veedores", explicó. Consultado sobre si la declaración de la Corte Electoral uruguaya generó algún tipo de repercusión a nivel del gobierno venezolano. Guerra contestó que "no hubo reacción alguna".

"La respuesta es el silencio, ignorar el problema y así estamos. Se usan las fondos públicos para las elecciones, por eso no quieren la observación internacional", opinó.

Golpe.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, amenazó en una entrevista con el canal estatal venezolano con "no entregar la revolución" y pasar a gobernar con el "pueblo" y en "unión cívico militar" si pierde las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre (Ver nota aparte en A 14).

A raíz de esto, el senador nacionalista y líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, reclamó ayer la expulsión de Venezuela del Mercosur. En su cuenta de Twitter, el senador calificó de "inadmisibles" a las declaraciones de Maduro por constituir una "amenaza contra la democracia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados