BARRIO DE MELO SORPRENDIDO POR LA NOTICIA

Vendieron una manzana con 40 familias adentro

Vecinos sorprendidos; el comprador los quiere desalojar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Residentes reclaman por las mejoras que hicieron en los terrenos y en las zonas. Foto: N. Araújo

Un amplio predio de la zona Este de Melo, donde viven 40 familias, fue vendido días atrás. Los vecinos se despertaron con la noticia de que tenían un nuevo dueño, que ahora quiere desalojarlos.

Se trata de una manzana entera del barrio llamado Nuevo Collazo. En esa manzana viven decenas de familias, algunas de las cuales recibieron hace ya 45 años esos terrenos en carácter de "donación" por una persona de apellido Collazo, ya fallecida. Por ese motivo el barrio lleva su nombre.

Hace más de un mes, herederos de la persona fallecida, que viven en Montevideo, pusieron a la venta el terreno sin tener conocimiento que la zona está habitada desde hace años.

El comprador solicitó ahora por vía judicial que los habitantes de esos 40 terrenos aproximadamente, acrediten la legitimación del bien, mediante una escritura; sin embargo no existen tales documentos, en virtud que hace 45 años estas familias ocuparon estos terrenos de hecho, por una suerte de "generosidad" del propietario, según alegan.

Los predios figuran como baldíos en la Intendencia de Cerro Largo, según se pudo comprobar.

Los vecinos recurrieron a diferentes abogados tratando de defenderse y hacer valer lo que llaman los "derechos posesorios" que han generado, además de las mejoras que ha tenido el terreno con las construcciones, los servicios, calles y "demás comodidades" que han urbanizado la zona.

"Nosotros nos basamos en los derechos de retención debido a las mejoras que le hemos hecho a los terrenos; además, no tenemos donde vivir", argumentó Loana Borba.

Conminados.

La sorprendida vecina del lugar contó que hace una semana "se apersonó una persona" que dijo ser la que había comprado los terrenos, y les informó que debían abandonar el lugar.

"Vino una jueza, con la dueña y dos señores más y nos manifestaron que no sabían que esta zona estaba poblada, entonces nos dieron plazos para reunir todos los documentos para probar que estas casas corresponden a una propiedad privada", explicó Borda.

Sostuvo que "en algunos casos los vecinos que hace varios años recibieron estos terrenos como donación ya no viven más y han vendido las parcelas; entonces algún documentó habrá. Pero en otros casos no existe nada".

Otra vecina, Yéssica Cánepa, dijo que esa zona en inundable.

"Cada vez que llueve no se puede salir ni entrar a este lugar. El señor Collazo nos donó esto sabiendo que era inundable, entonces este tipo de propiedades no se pueden comercializar", razonó. "Por eso no entiendo cómo se han prestado para vender y comprar los terrenos", indicó.

"Todavía no hay orden de desalojo, pero nos advirtieron que si no nos vamos en un corto plazo, nos van a derrumbar las casas con máquinas", dijo Cánepa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados