Tensión en barrio de Artigas por inminente fallo de la Justicia

Vecinos y obreros de tres molinos arroceros enfrentados por smog

La Justicia determinará en las próximas horas si hace lugar al Recurso de Amparo presentado por vecinos de tres molinos arroceros rodeados por el desarrollo urbano de Artigas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Derechos: frente al juzgado vecinos y obreros dan sus razones. Foto: Freddy Fernández

Los reclamantes aspiran a la clausura de tal actividad ya que consideran que su funcionamiento, por falta de filtros, contamina el aire y por tanto es perjudicial para la salud.

Frente a uno de los molinos del polo industrial, el anterior gobierno nacional construyó viviendas del Plan Juntos.

Convivencia.

En la mañana de ayer, trabajadores y vecinos de la zona se congregaron frente al juzgado, cuando se llevaba a cabo la instancia judicial.

Formaron dos bloques, cada uno sosteniendo su verdad desde veredas opuestas, dicho esto literalmente.

Washington González, en representación de los obreros dijo que estaban "bregando por el derecho al trabajo", si bien reconocían el clamor de los vecinos."Decidimos luchar contra quien sea para mantener la fuente de trabajo de casi 200 familias de forma directa, más los empleos indirectos" de quienes trabajan en las cosechadoras y granjas o venden repuestos y maquinarias.

El dirigente sindical reconoció que se trata de un asunto complicado "porque tenemos vecinos que también tienen razón por la contaminación que expiden los molinos".

Antecedentes.

En marzo, los residentes habían ya cortado la circulación en la calle Andrés Echeveste, impidiendo el ingreso de camiones a los centros de acopio. Uno de los residentes, Marcelo Silva, dijo a la prensa que la movilización no tenía "ningún tinte político". También recordó que la situación tiene nueve años de historia.

"Hay un montón de pruebas; la Dinama ha hecho exámenes que constataron el incumplimiento de estas empresas, que no han tomado ninguna medida, ni el gobierno nacional ni el gobierno departamental", aseveró Silva.

En 2013, el entonces senador colorado Tabaré Viera, concurrió al barrio industrial y planteó el tema en el parlamento, subrayando que los molinos arroceros "emiten a la atmósfera, junto con mucho humo, desechos de su proceso industrial, como hollín y polvillo de cáscara de arroz".

En aquella manifestación realizada el 18 de marzo de este año, los vecinos declaron que "el molino tiene una gran fuerza económica, inclusive exoneraciones tributarias del 60%. El molino paga menos para terminar perjudicando a la gente".

En relación a las medidas de control industrial, expresaron que "el aire no se puede respirar" y que solo instalan filtros cuando se prevén inspecciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados