DICEN QUE NO FUERON INFORMADOS

Vecinos indignados por basurero "alternativo" de la Intendencia

Camiones comenzaron a tirar desechos en otro lado por obras en la usina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Terreno: son dos padrones privados ubicados en la calle Osvaldo Rodríguez. Foto: F. Ponzetto

La Intendencia de Montevideo anunció una serie de refacciones dentro del vertedero de basura de Felipe Cardoso, donde por problemas con la caminería, sobre todo los días de lluvia, suelen romperse los camiones de recolección, haciendo además riesgosa la operativa.

Con este motivo, la Intendencia comenzó a arrojar desechos no domiciliarios en dos padrones privados ubicados en la calle Osvaldo Rodríguez, a dos cuadras de Garzón, lo cual hará en principio durante seis meses. Esto ha generado molestias en los vecinos, que se sienten perjudicados y dicen que no fueron consultados por la IMM. Algunos aseguran que la insalubridad del nuevo vertedero afectará actividades que se desarrollan en la zona, como la cría de cerdos. Junto al terreno, ubicado dentro de los límites del Municipio G y del Centro Comunal Zonal N° 12, hay una fábrica de galvanizado. Y frente por frente, una vivienda.

Los vecinos concurrieron ayer a la Junta Departamental, porque han visto que en pocos días la basura creció de forma exponencial. Luego de entrevistarse con ellos, el edil nacionalista Javier Barrios Bove decidió enviar un pedido de informes a la Intendencia, para conocer el alcance y duración de la medida, y si la administración hizo consultas con los afectados y con la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). "La Intendencia no puede tomar una decisión de esta envergadura sin comunicarla previamente a los vecinos", indicó.

Barrios Bove indagó sobre los dos padrones (números 161.793 y 135.525) y obtuvo como resultado que uno de ellos fue multado dos veces por la Intendencia, por violar la Ordenanza sobre Disposición de Aguas Residuales. En uno de los casos, la sanción fue de 100 UR ($ 99.200).

"Peligro de muerte".

Según indicó la Intendencia el lunes, "se están tomando nuevas medidas para mejorar la seguridad y salud ocupacional" en el sitio de disposición final de residuos de Felipe Cardoso.

A través de un comunicado, informó sobre la cantera alternativa en la que viene arrojando desechos, aunque sin revelar su ubicación.

"Se decidió que los residuos no orgánicos de origen no domiciliario (provenientes de comercios, instituciones, etc.) sean depositados temporalmente en otra ubicación al norte de Montevideo. Una vez finalizadas las obras en Felipe Cardoso, los residuos no orgánicos depositados transitoriamente en el norte de Montevideo serán retirados y vueltos al procesamiento correspondiente".

"Esta medida tiene como objetivo prevenir el peligro de muerte para los funcionarios municipales que trabajan en la disposición final, así como evitar que personal ajeno a la Intendencia, por ejemplo clasificadores, circulen por el área interfiriendo con la tarea y poniendo en riesgo sus propias vidas", agregó.

La Intendencia indicó que "se le comunicó a la organización social que nuclea a la mayor parte de los clasificadores (la Ucrus), que ninguna persona sin autorización puede ingresar a la planta y que se les brindarán materiales valorizables para que puedan clasificar en otra ubicación de manera de no interferir con las operaciones".

Clasificadores.

Desde hace tiempo, la Intendencia intenta evitar el ingreso de clasificadores que hacen la tarea "de gato" en la cantera. Es decir, los que se meten entre la basura a rescatar materiales que puedan vender, con el consiguiente peligro que esto implica para ellos cuando se hace la descarga.

Ahora, la IMM propuso a la Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos que conforme una nueva cooperativa como la que existió en el lugar (Cofeca), en el predio en el que estaba la antigua Usina N° 5 que colapsó hace años, si bien el vertedero suele ser identificado todavía con ese nombre. En principio, 80 clasificadores trabajarían en este predio.

Cooperativa de clasificadores.

El presidente de Ucrus, Juan Carlos Silva, dijo a El País que la Intendencia se comprometió a volcar 40 camiones diarios en el predio en el que se instalará la nueva cooperativa de clasificadores, en la vieja Usina 5. Allí subsiste un piso de hormigón de cuando funcionaba la excooperativa Cofeca y los clasificadores aspiran a que la Intendencia les construya un techo para hacer la tarea en condiciones más dignas. Según Silva, solamente la octava parte de un camión es aprovechable. La nueva cooperativa tendrá unos 80 clasificadores, 50 menos de los que tenía la desaparecida Cofeca.

En febrero, el entonces director de Limpieza de la Intendencia, Óscar Caputi, dijo a El País que los clasificadores "ya no podrán ingresar más" a la usina y que se llegó a reforzar la vigilancia policial luego de "no alcanzar un acuerdo" con la Ucrus. Sin embargo, los clasificadores siguieron ingresando, confirmaron a El País fuentes de Adeom.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)