INSEGURIDAD

Vecinos de Carrasco Norte: "El asesino vive en el barrio"

Indignación generó convocatoria a “cacerolazo”; Policía investiga cámaras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cerca del lugar del crimen es donde vecinos dicen se esconden los delincuentes. Foto: F. Flores

La Policía busca intensamente al delincuente que asesinó de un tiro en la cabeza a un hombre de 56 años que intentó impedir un robo en Carrasco Norte.

El hecho que derivó en la convocatoria de vecinos indignados del barrio a un "cacerolazo" ayer por la noche —se prevé otro para mañana martes—, se encuentra en pleno proceso de investigación.

La Policía centró su trabajo en el registro de las cámaras de seguridad del barrio, sobre todo en las que se encuentran sobre la calle Horacio Acosta y Lara, por donde escapó el delincuente, según indicaron las testigos del caso.

De la aberrante escena, fueron testigos la esposa del hombre fallecido y una amiga de ambos. Justamente, a esta última fue a quien quisieron robarle la cartera y por la cual intercedió Heriberto Prati.

La mujer aseguró a través de su cuenta de Facebook que a Prati "lo mataron a sangre fría" por $ 300. Incluso después que el ladrón le dio el tiro en la cabeza a la víctima, le exigió a la esposa del mismo que le sacara la billetera al hombre que se estaba desangrando en el piso, a sus pies, para poder llevársela.

Según información que pudo recabar El País a través de los vecinos, "el asesino vive en el barrio, a unas pocas cuadras de acá, a unos pasos. Y todos lo saben, incluso la Policía".

En este sentido, los vecinos que viven sobre la calle Horacio Acosta y Lara informaron que "hace unos 10 días soltaron a unos hombres que estaban presos", y que "desde ese momento hasta ahora no hemos tenido paz, todos los días pasa algo".

Los vecinos y la Policía apuntan directamente a que el homicida vino desde una vivienda que se encuentra ubicada dentro de un perímetro de cuatro cuadras aproximadamente, que está rodeado por las calles Horacio Acosta y Lara, General Nariño, Ricardo Areco y Avenir Rosell.

En dirección a ese lugar se escapó el delincuente con las pertenencias que pudo robar el sábado.

Indignación.

Las palabras de impotencia e indignación por lo sucedido resonaron tanto en las redes sociales como en el comentario de quienes se habían puesto al tanto del hecho.

Sus compañeros de la Armada Nacional, donde el fallecido era oficial, le decían "El Negro Prati". Muchos de ellos expresaron su tristeza e impotencia en las redes sociales.

"Hoy nos han llevado, nos han arrebatado cobarde, salvaje e injustamente a un amigo, a un hermano de la vida, un tipo esforzado, sacrificado, una persona de bien a carta cabal, con quien compartimos todo tipo de intensas y extraordinarias vivencias y experiencias", comenzó escribiendo Vicente, uno de sus compañeros de trabajo.

"Nos conocimos en la Escuela Naval allá por el año 1979 y a partir de ahí forjamos, junto al resto de la promoción, 72 estrechos e inquebrantables lazos de sincera y auténtica amistad, lazos que solo una insania como esta, hija de la aberración y la impunidad podía físicamente interrumpir. (...) Ningún cobarde infrahumano prohijado y amparado en la progresiva decadencia a la cual nos van arrastrando aquellos que piensan que son más importantes los derechos de los delincuentes que los de las personas decentes, podrá separarnos", aseguró el hombre.

Luego prosiguió diciendo que "es mucho el dolor que nos embarga, es mucha la bronca que sentimos, todos los días una persona honrada es asesinada, rapiñada o violada; ya no podemos vivir en paz y por ende cada día somos menos libres, vivimos pendientes de ser agredidos en toda circunstancia de tiempo y lugar, durante el día o la noche ya es lo mismo, sea en la calle, en un restaurante, supermercado, estación de servicio o espectáculo deportivo, no dormimos hasta que nuestros hijos llegan al hogar y cuando lo hacen debemos observar y vigilar su ingreso para prevenir".

Justicia.

En el lugar de los hechos se constituyó la jueza de 20° Turno, María Noel Odriozola, quien ordenó que se llevara a cabo la investigación de las cámaras de seguridad de la cuadra, procurando identificar al delincuente.

Si bien la magistrada aún no ha tomado declaraciones a las testigos del hecho por la conmoción que supuso el caso, en los próximos días se avanzará con la investigación cuando la Policía logre tener pruebas para poder esclarecer el hecho.

Demora.

La amiga de Prati, quien vio en el portón de su casa el desenlace fatal, denunció en Facebook la demora policial. Según dijo, ella y su amiga —la esposa de Prati— intentaron comunicarse al 911 y no obtuvieron respuesta.

Después se comunicaron con una emergencia médica que les pidió que entraran en contacto con el servicio 911, pero allí seguían sin atenderlas.

El País intentó comunicarse en varias ocasiones con autoridades del Ministerio del Interior, pero no obtuvo respuestas.

Los comentarios de los políticos

El tema trascendió al ámbito político durante todo el domingo. Los principales líderes de oposición opinaron sobre "la ola de inseguridad que estamos viviendo".

El senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry aseguró a El País que lo que pasó "es una muestra del deterioro en que nos encontramos como sociedad, pero sobre todo del fracaso de las políticas públicas de seguridad. Matan a un padre de familia por $ 300".

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres indicó que "existe una brutalidad que va más allá del episodio de la delincuencia, es matar por matar, es una crisis muy profunda en la que estamos inmersos". Por su parte, el senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou dijo en Twitter que "indigna y frustra la situación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)