Dicen que nunca hubo tantos delitos en Cuchilla de Rocha

Vecinos armados hacen patrullaje en Canelones

Un grupo de vecinos de Cuchilla de Rocha —en el centro norte de Canelones y a pocos kilómetros de Sauce fundamentalmente poblada por pequeños productores rurales— realiza patrullaje armado tras un aumento importante de robos en los últimos 20 días.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pobladores plantearon reclamos a la Policía ayer en la capilla Cuchilla de Rocha. Foto: A. Martínez.

En las noches salen grupos de vecinos a patrullar, son entre 12 y 14 en total. Lo hacen con armas de diverso calibre y dispararon en varias ocasiones. "No es lo que nos corresponde hacer pero no nos queda otra, ya que la Policía no está previniendo ni reprimiendo", dijo uno de los vecinos que prefirió no ser identificado. "Salimos con armas, con el peligro de herir a alguien y terminar en prisión, en vez de los ladrones", agregó.

El grupo de vecinos que hace patrullaje va rotando en esa tarea que les implica perder horas de sueño tras sus jornadas laborales. Salen armados y con el paso de los días ajustaron las recorridas a las horas pico de delitos.

Algunos de ellos contaron que tratar de no tomar la iniciativa cuando ven sospechosos o directamente se está cometiendo un delito. "Llamamos a la policía pero si no vienen actuamos, hemos disparado muchas veces", comentó uno de los vecinos.

Dicen que evitaron algunos ilícitos pero están sorprendidos que a pesar de los disparos no bajó la intensidad de los intentos de robo. "Ellos se dieron cuenta que nosotros sabemos los horarios en que delinquen, pero igual lo hacen, están dispuestos a cualquier cosa. Estamos tirando e igual salen todas las noches", dijo uno de pobladores. El vocero del grupo de vecinos de Cuchilla de Rocha que reclaman más presencia policial, Marcelo Tejera, dijo a El País que seguirán con el patrullaje hasta que no haya respuesta de la Policía. "Hemos logrado evitar algunos robos, se han frustrado delitos cuando ves gente corriendo por el campo tras los disparos. Pero algún día podemos terminar lastimados o en la cárcel", afirmó apesadumbrado.

Reunión.

Ayer lunes, la humilde capilla de Cuchilla de Rocha —a pocos metros de una escuela rural— fue el lugar de reunión entre unos 80 vecinos de ese barrio y zonas cercanas con dos jerarcas policiales. En el encuentro el descontento con la actividad policial en la zona y la preocupación por los robos fue manifestada por todos los vecinos que hablaron.

Los delitos que sufren abarcan desde arrebatos en la calle, hasta abigeato y robo en casas.

Sabemos de la problemática "que enfrenta la Policía, pero queremos prevención, tiene que haber apoyo para esta situación que nos toca vivir", dijo uno de los participantes. Otros hablaron que cuando llamaron a una seccional por un delito les informan que no tienen vehículo o personal para enviar.

Un vecino relató a El País que la vorágine de delitos es tal que apareció un animal que se intentó faenar ilegalmente sin éxito vivo con un cuchillo clavado. Algunos vecinos, entre ellos Tejera, consideran que esta ola de delitos en las últimas semanas es consecuencia de una represión mayor y más efectiva en zonas urbanas de Canelones y Montevideo, en especial entre Las Piedras y Pando. "El chorro en general está en la periferia, cerca de la campaña suburbana de Canelones y termina golpeándonos, roban a los que están más cerca. Es un efecto rebote", dijo uno de ellos a El País.

"Abigeato en Tacuarembó puede ser, no me parece extraño. Pero esto es Canelones, a unos 28 kilómetros de Montevideo, con productores que tienen unas diez hectáreas, que tiran cuando ven algo raro y que han pasado días sin dormir", acotó.

Las últimas semanas Cuchilla de Rocha fue el barrio que más delitos sufrió en esa zona de Canelones, pero vecinos de lugares cercanos también hablan de un incremento en la cantidad de delitos.

Cuchilla de Rocha está a unos cuatro kilómetros de Sauce, la relación es muy cercana y varios pobladores buscan colaboración mutua. Algunos vecinos alertan que si la presencia policial crece en Cuchilla de Rocha, el efecto rebote que sostienen hizo aumentar los delitos allí se trasladará a Sauce y delincuentes buscarán robar los comercios de esa localidad.

Los vecinos manifestaron estar dispuestos a colaborar con la Policía, registrando matriculas de vehículos sospechosos o incluso monetariamente. Esperan medidas urgentes de la Policía ante una situación que les parece insostenible y que afirman no haber vivido antes. Por eso solicitan que haya más presencia policial en la zona.

Policía con Menguados recursos y un móvil

El jefe de zona, Pío Ramón Santos, y el encargado de la seccional de Sauce, Diego Porro, fueron los oficiales de la Policía que concurrieron a la reunión. Santos dijo que los recursos son menguados, que muchos de ellos fueron destinados a la zona costera, pero se intentará responder a las inquietudes de los vecinos. Pidió que se denuncien los ilícitos, porque si no es difícil que sus jerarcas le destinen más recursos. Comentó que hay un solo móvil policial para la zona, lo que "es irrisorio". Si está en un procedimiento no puede concurrir a otro lugar.

Tejera: "No hubo planteo concreto de la Policía"

Los vecinos de Cuchilla de Rocha y de zonas cercanas se reunirán el próximo domingo para consensuar un planteo en común a hacer al ministerio del Interior, en reclamo de más seguridad.

Marcelo Tejera, vocero de los vecinos que mantuvieron un encuentro ayer lunes con representantes de la Policía, señaló que "lamentablemente" no hubo ningún planteo concreto que implique mayor presencia policial. "Que no tienen móvil ni policías suficientes, muy poco", comentó.

En la reunión del próximo domingo, al igual que la de ayer, prevé que haya vecinos de Cuchilla de Rocha y de zonas de un radio de unos 10 kilómetros a la redonda de ruta seis, siete y Sauce, con problemáticas de seguridad similares, ante "la falta de propuestas concretas de la Policía". "Es una situación compleja, empezó por el robo de animales y sigue por las casas, queremos tratar de evitar que esto siga", dijo Tejera. Relató que en su caso es la quinta generación que vive allí "y es la primera vez que pasa esto. Una vez que precisamos a la Policía no nos da apoyo. Hay gente veterana que vive sola y está asustada".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)