TOTALMENTE INUSUAL

Vázquez se trenzó con productores

Vehemente, acusó a un grupo que lo increpó de tener intenciones político partidarias.

Tabaré Vázquez por Arotxa
Tabaré Vázquez por Arotxa

El presidente Tabaré Vázquez, en un hecho absolutamente inusual dada la calma con que se maneja habitualmente en sus apariciones públicas, se enfrascó en una vehemente y larga discusión con un grupo de productores rurales a la salida del Ministerio de Ganadería y los acusó de constituir un movimiento político partidario. Y llamó "mentiroso" al colono Gabriel Arrieta que, a su vez, le había dicho "seguí mintiendo", molesto porque la Mesa de Colonos no pudo participar ayer del inicio de las conversaciones gobierno-gremiales rurales.

Todo había empezado bien. Vázquez llegó inesperadamente al Ministerio de Ganadería y fue saludado por algunas personas que estaban en la entrada de la calle Constituyente. No estaba previsto que fuese a la reunión que iba a comenzar a las 14:00 entre varios ministros, las gremiales agropecuarias y los "autoconvocados". Estuvo una media hora, hizo declaraciones explicando las nuevas medidas del gobierno para el agro y se dirigió tranquilamente a la calle.

Ahí todo se salió de libreto. Unos veinte productores y colonos lo esperaban y lo que comenzó como un intercambio civilizado se salió de cauce.

Primero alguien que se identificó como comerciante le dijo al presidente que "hace tiempo que la inclusión financiera viene ahorcando al país, tendría que ser opcional". Vázquez comenzó a decir que "sabe lo que busca la inclusión financiera, usted que tiene comercio, sabe lo que busca la inclusión financiera, es que una manga de vivos...". Pero el hombre lo interrumpió y le dijo "está equivocado" y marcó la tónica de un intercambio que iría "in crescendo". Vázquez completó: "que a una manga de vivos que evaden el pago de impuestos no les sirve la inclusión financiera" (...), entonces, si todos pagamos los impuestos que tenemos que pagar, todos vamos a pagar menos". "Hay muchos que no los pagan, entonces estamos todos recargados", dijo.

El presidente Vázquez discutiendo con un productor rural. Foto: A. Colmegna
El presidente Vázquez discutiendo con un productor rural. Foto: A. Colmegna

Pero las críticas iban a seguir. "Está divino el Uruguay, ¿no? Por eso estamos acá", dijo alguien con ironía. Cuando la gente, a gritos, planteó el alto costo del combustible, Vázquez le preguntó por el precio del barril a uno de sus interlocutores que le contestó que estaba a US$ 54 (está a US$ 65). "Ve que usted habla del precio del barril y no sabe a cuánto está, no sea malo", le dijo Vázquez. Luego, como profesor que toma una lección, le preguntó a otro hombre si sabía qué era la tasa consular y cuando se le respondió que era un gravamen a las importaciones (algo que es correcto) sonrió y no dijo nada.

El presidente Vázquez se reúne con colonos. Foto: Ariel Colmegna.
Productores increparon al presidente Vázquez a la salida del MGAP. VEA EL VIDEO

Vázquez defendió el descuento del IVA en el gasoil. "Hoy con el descuento del 18% que tienen los lácteos, los arroceros y los ganaderos, el precio del gasoil es exactamente igual…. Lo que estoy diciendo es que la paridad entre el precio del gasoil en Argentina y Uruguay con este descuento que le damos es el mismo" "¿Cómo qué no?", preguntó ante la reacción escéptica de la gente.

Ya en medio de un escándalo, un hombre gritó con furia que no podía ser que la policía no hubiese atrapado al asesino de la trabajadora Florencia Cabrera. "Yo pongo la cara porque soy honesto sino, no estaría acá. Tengo la frente limpia", dijo el presidente tocándose la frente tras entender que el hombre lo acusaba de deshonestidad. "Mató la mujer delante del niño, no lo encontraban", le dijo el hombre a Vázquez que le respondió: "ese es otro tema". "¿Porqué no lo encontraban? No lo quieren encontrar. Yo que soy un empleado rural de allá vengo y lo encuentro, no seas malo", insistió el hombre.

"¿Qué ha pasado con Ancap?", le preguntó otro exaltado. "Ah, que querés que hagamos una discusión pública… Bueno, que pase muy bien, hablamos cuando ustedes quieran. Sin ningún inconveniente", dijo Vázquez y se dirigió a su auto con la intención de terminar la discusión. Se dio entonces la extraña situación de que la gente empezó a gritar "!Uruguay, Uruguay!". Vázquez se sumó a los cánticos pero la gente entonces se calló. "Vamos, ¿no gritan? Vamo arriba. ¿Quiénes son Uruguay?, somos todos Uruguay", dijo Vázquez con una sonrisa. Entonces alguien gritó "nos vemos en las urnas" y Vázquez se dio vuelta inmediatamente. "Ahí me gustó. Sabés que me gustó lo que dijiste. Esto es un movimiento político. Nos vemos en las urnas... ¿Porqué dice que nos vemos en las urnas?", dijo el presidente. Alguien le contestó. "Este es el sentimiento de la gente que no puede laburar, presidente. Todos somos republicanos y demócratas, eso puede tener la absoluta certeza", le respondió alguien. "Eso es importante. Ahora, cuando me dice nos vemos en las urnas eso es político-partidario", retrucó el mandatario. Hubo gritos de "porque los vamos a sacar, manga de ineptos" y un "vamo arriba el Frente" que Vázquez contestó con otro "arriba".

Se subió al auto para irse, pero el colono Gabriel Arrieta, de Kiyú, le dijo "seguí mintiendo" porque los colonos no habían sido recibidos. Mario Thedy, presidente de la Mesa de Colonos, que estaba al lado de Arrieta, había venido de Bella Unión, pero los funcionarios del ministerio no lo dejaron ingresar a la reunión porque aparentemente no estaba entre los invitados. Vázquez salió del auto colérico. "Yo no miento. Vos no tenés derecho… vos me dijiste no mientas más, yo no miento", dijo. Cuando Arrieta se defendió recordándole que no habían sido tenidos en cuenta, Vázquez le dijo: "A mí no me pidieron nada. Así que no me digas mentiroso, ¿entendiste? Me entendiste bien. No me digas mentiroso. Vos sos un mentiroso. (...) Porque a mí no me llegó ninguna solicitud de los colonos. Esto es serio. No es la marchanta. Retirá lo que dijiste, mentiroso. Es muy fácil esconderse atrás y gritar mentiroso. (...) Pero los colonos no pidieron nada, hermano. Pidan por escrito. No se suban al carro, loco. Hablen conmigo. Yo los recibo a todos. Nada, hasta luego", zanjó el presidente y regresó al auto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)