Por fallecimiento de tupamaro

Vázquez será llamado a declarar como oncólogo por muerte en la dictadura

El presidente de la República será citado en calidad de testigo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez en su rol de oncólogo. Foto: Archivo El País.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, será llamado a declarar como testigo en la causa que investiga la muerte del tupamaro Adolfo Wasem Alaniz, ocurrida en 1984 en el Hospital Militar, centro en el que el presidente trabajaba como oncólogo.

Según la información brindada por La Diaria este jueves, Wasem Alaniz fue operado de un tumor maligno en el año 1981, y desde ese momento debía seguir una serie de tratamientos, que "le fueron proporcionados en forma absolutamente discontinuada y en régimen infrahumano de reclusión”.

El tupamaro, detenido en 1972 y que desde 1973 pasó a integrar el grupo de los considerados "rehenes" por la Dictadura junto a Raúl Sendic, José Mujica, Eleuterio Fernández Huidobro, Julio Marenales, Jorge Zabalza, Mauricio Rosencof, Henry Engler y Jorge Manera Lluveras, fue internado en abril de 1984 en el Hospital Militar, en una sala-calabozo en la que se encontraba aislado. En noviembre de ese año deja de existir.

Engler, quien prestó declaración el martes, dijo que entre el día en que Wasem pidió que se lo atendiera y el momento en que se le brindó asistencia, pasaron varios meses.

La firma de Vázquez aparece en un dictamen en el que se explica el tratamiento que Wasem, quien padecía cáncer, debía seguir. El presidente fue uno de los cuatro oncólogos que atendieron al fallecido y es el único de ellos que no declarará en calidad de indagado, según el llamado de Gustavo Iribarren, juez penal de tercer turno.

El interrogatorio se le hará llegar por exhorto, lo que significa que Vázquez podrá responder a las preguntas que le realice la fiscal Raquel González por escrito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)