PLANTEO AL PRESIDENTE

Vázquez pide un relevamiento de los grupos salariales sin acuerdo

Se lo solicitó al Pit-Cnt; en agosto cambió pautas y ahora no hizo promesas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez estuvo de 11: 15 a 12:15 con el Pit. Foto: Presidencia

El presidente Tabaré Vázquez le pidió ayer al Pit-Cnt que le eleve un relevamiento de cuáles son los sectores en los que no se ha logrado llegar a un acuerdo en las conversaciones salariales tripartitas y su interpretación de los motivos de la demora. Son cerca de 100 los grupos que están trabados y en los que debería llegarse a un acuerdo antes de fin de año. El mandatario conversó durante una hora con el presidente de la central, Fernando Pereira, el secretario general Marcelo Abdala y directivos del sindicato de MontevideoGas con los que analizó las posibilidades de retomar la construcción de la regasificadora (ver nota aparte en A5).

En agosto el presidente flexibilizó los lineamientos salariales y dispuso que la negociación se rija por las pautas originalmente previstas para 2015 que brindaban ajustes salariales más beneficiosos. Por ese motivo, parece difícil que acceda a nuevos cambios.

En aquel momento, el Poder Ejecutivo aceptó redefinir los umbrales por debajo de los cuales se considera que un salario está sumergido. Antes se consideraba que un salario estaba sumergido si no pasaba de los $ 14.000 nominales y fue subido a $ 15.600. Los salarios sumergidos reciben ajustes adicionales anuales de 3,5% y 2,5%, según los casos.

La moderación de la inflación, como consecuencia fundamentalmente de la caída del dólar, y el enlentecimiento del consumo son, de todas formas, factores que podrían ayudar a facilitar los acuerdos salariales. Levarían a que los sindicatos no pongan tanto énfasis en contar con correctivos anuales por inflación.

Uno de los principales grupos de negociación en los que no hay acuerdo es el de los supermercados. El sindicato del comercio (Fuecys) bloqueó varios locales el fin de semana pasado en reclamo de un salario mínimo nominal de $ 20.000. El miércoles el Consejo Directivo Nacional de Fuecys seguramente decidirá profundizar las medidas, adelantó a El País su secretario de Organización, Carlos Baiz. El grupo de los supermercados es, junto con el de la construcción, clave para destrabar la ronda de negociaciones y ambos están bloqueados. Fuecys entiende que las grandes cadenas continúan su expansión y pueden acceder a mejoras salariales más significativas. En el sector de la construcción, el diálogo está hoy cortado y los trabajadores tienen libertad para realizar medidas de protesta en cada una de las obras. El 16 el poderoso sindicato de la construcción, evaluará la situación y podría generalizar el conflicto.

Otro sector que no ha podido cerrar es el de las bodegas, que involucra a algo más de 3.000 trabajadores que se desempeñan en 180 empresas. En este grupo el sindicato flexibilizó su postura y ya no exige que se clasifique al sector como en crecimiento. Acepta que se lo catalogue como intermedio lo que reduce los incrementos salariales. A su vez, bajó de su plataforma su exigencia de contar con un correctivo anual cada 12 meses y acepta que sea cada 18, explicó a El País Fernando Ferreira, dirigente del sindicato de la bebida (Foeb). El gobierno se niega de plano a aceptar correctivos anuales por inflación cada 12 meses, para que los incrementos no retroalimenten el alza de los precios. El sindicato elevó una propuesta (en la que pide que se reconozca el feriado de 2 de noviembre), pero que supone una rebaja en términos generales de sus pretensiones, que aún no fue respondida. Ferreira sostuvo que en el sector de las bodegas las remuneraciones son muy bajas.

CAUTELA OFICIAL POR MARCHA DE LA ECONOMÍA

En setiembre la tasa de desempleo para todo el país se ubicó en 8,4 %, valor superior al estimado para el mes anterior (7,7 %) y también por encima del correspondiente al mismo mes de 2015 (8 %). Sin embargo, el gobierno no vio tan negativamente el dato porque se generaron nuevos puestos de trabajo por primera vez en 15 meses. La economía se mantiene estancada y el gobierno prefiere que haya prudencia a la hora de que se resuelvan aumentos salariales para que no peligre el empleo. En el caso de la construcción, quiere evitar que los incrementos pasen a los precios.

El Pit insiste en que, en el caso de los supermercados, el sector no perdió empleos y crece por lo que puede subir más los sueldos. Las negociaciones en la industria cárnica, los molinos y las tiendas están demoradas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)